Federico Bisquert “ España abocada al rescate”

Federico Bisquert.- El Déficit Público sigue creciendo, mas de 100.000 empresas han ido al cierre y vamos camino de alcanzar los 160.000 millones de euros, y el Ejecutivo sigue sin preocuparse por proteger a las unidades empresariales, este trimestre va a ser terrible aunque Bruselas sigue dando un voto de confianza a España, esperando que remontemos está crisis económico-sanitaria con crecimiento, subir impuestos no genera crecimiento sino todo lo contrario precipita la caída y cierre de las unidades empresariales y afecta íntegramente al consumo, por tanto sino administramos con coherencia no nos va a llegar el Fondo de Rescate y si no crecemos van a comenzar las exigencias por parte de Europa hasta llegar al “rescate”, lo que conlleva imposición de medidas drásticas y ajustes nunca vistos.

Pero es que además los países del norte de Europa, que se autodenominan “frugales” conjuntamente con los países del Este apuestan por una política de extrema austeridad, formando un frente que pone en peligro la puesta en marcha del Fondo de Reconstrucción Europeo, la presidencia que ostenta Alemania advierte de un posible bloqueo y la hipotética situación de que los fondos no estén listos para primeros de enero de 2021, lo cual es para echarse a temblar y supongo que el Gobierno de Sánchez estará invadido por el desconcierto y la preocupación, ya que esos 140.000 millones entre ayudas y préstamos son fundamentales para la continuidad, siendo además de los más beneficiados y la exigencia no es otra, que se recorte el gasto, en el más amplio de los sentidos. Aunque, de todos modos, por mucha solidaridad que tengamos de nuestros socios europeos aún recibiendo ese Fondo de Recate no cubriríamos nuestro Déficit y la cifra seguiría siendo insostenible.

Pues nada, visto lo visto, el Consejo de Ministros ha acordado fijar el límite de gasto no financiero del Estado para el ejercicio 2021 en 196.097 millones de euros, y suspender las reglas fiscales vigentes para los años 2020 y 2021. Según la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, ha explicado que estos dos pasos, dan inicio, a la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, siendo un proyecto presupuestario que, indica, «está llamado a poner las bases para el cambio de modelo productivo», y a hacer una España «más ecologista, cohesionada, justa y más formada«, y que permita «canalizar los recursos procedentes de la Unión Europea». Montero ha invitado a todas las formaciones políticas a hacer sus aportaciones para lograr el máximo «apoyo y consenso posible, porque hoy más que nunca es el momento de sumar».

Esta elevación del techo de gasto a los 196.097 millones de euros de límite de gasto no financiero del Estado, o techo máximo de recursos disponibles, para el ejercicio 2021, superan ampliamente los 127.609 millones de 2020, ya que, como ha señalado Montero, deben atender al excepcional contexto actual derivado de la pandemia del COVID-19. Explicando que el límite de gasto denominado «homogéneo», que permitiría la comparación con años anteriores, alcanza los 136.779 millones. El incremento está destinado, entre otras medidas, a cubrir las prestaciones del Ingreso Mínimo Vital, incrementar las partidas para la dependencia o reforzar el sistema educativo. Y a esta cantidad, ha continuado, se han sumado las aportaciones que se harán, mediante dos transferencias extraordinarias, de 18.396 y 13.486 millones de euros a la Seguridad Social y a las comunidades autónomas para el saneamiento de sus cuentas públicas.

Asimismo, se ha añadido un primer paquete de ingresos de 23.436 millones de euros procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y del programa de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa-REACT-UE aprobados en el Consejo Europeo del pasado 21 de julio como respuesta a la crisis del coronavirus.

Francamente, no se que parte no entiende el Ejecutivo de lo que Bruselas está indicando y subrayando, así como el Gobernador del Banco de España, que esta reclamando a todos los partidos políticos que componen el Congreso, un plan creíble de reducción de Deuda Pública y por toda respuesta el Gobierno acuerda un incremento histórico de más del 53%  del gasto público, llegando casi a los 200.000 millones, que lo único que produce es mas Deuda y más Déficit , que por supuesto no afectará a este Ejecutivo, o sí… desde luego a quien afecta será a los próximos gobiernos de España y a las próximas generaciones venideras, que se van a encontrar en un país en quiebra técnica. Y Ahora además el Sr. Sánchez nos sale con la creación de 800.000 puestos de trabajo para los próximos tres años… como decimos por estas tierras valencianas ¡Mare de Deu! … electoralismo, propaganda y despiste del ciudadano… entramos en el sprint del rescate para el próximo ejercicio, según el diseño que realiza este Ejecutivo y es que los llamados países “frugales”, que tienen sus cuentas en orden, están aterrorizados de ver que España no se plantea ajustes, no se propone reformas estructurales, la pandemia se descontrola, el gasto público se eleva y dispara la Deuda por encima del 120% y lógicamente si nos ponemos en su lugar seríamos reticentes con el tema del Fondo de Rescate, es coherente y humano pensar así.

Federico Bisquert Lafuente

Economista

Otros del autor: