El Ayuntamiento recula y ante las críticas manda reconstruir las torretas del Chalet de Abben-Al-Abbar

El Ayuntamiento recula y ante las críticas manda reconstruir las torretas del Chalet de Abben-Al-Abbar. A parte del atentado al mal gusto, fuentes del Ayuntamiento en la visita tras la finalización de las obras justificaban este atentado contra el patrimono valenciano debido al mal estado de una de las torretas. Trataban de justificar una invención injustificable que desde el propio Ayuntamiento querían quitar hierro al asunto.

De palomares originales a torres de castillo de juguete

¿En qué se parece el original al actual? En nada. Foto derecha: estado actual. Foto izquierda estado anterior a la «reconstrucción»

Estos palomares ahora se parecían más a las torres de u  castillo de juguete que a los palomares originales. Ni la forma, ni el color, ni las pechinas de su cúpula se parecían a los toreones originales.

El Círculo para la Defensa y difusiónón del Patrimonio Cultural puso el foco en la pésima rehabilitación que más bien era una obra nueva.

«Que no lo llamen rehabilitación, que lo llamen invención, porque se han inventado la fora de las torres, el color y hasta las pechinas que conforman la cúpula»

Ayuntamiento: de calificar las críticas de exageradas a aceptar la realidad

Fuentes municipales calificaron de «exageradas» las críticas, pero ahora reculan no recepcionando la obra hasta que se modifiquen las torretas. Un cambio en la actitud municipal que estaba cantado, ya que de lo contrario, el atentado contra el patrimonio estaba muy claro.

Ahora cabe saber qué hará la empresa constructora que tiene que volver a rehacer unas torretas que derribó. ¿Dónde están las pechinas con efecto metálico originales?. Muchas preguntas quedan ahora en el aire, epro una cosa está clara. La mal llamada rehabilitación no lo fue y se han inventado parte del edificio la empresa constructora.

Una polémica y muy cuestionada «rehabilitación» del Chalet de Abben Al Abbar

El patrimonio de los valencianos sin ninguna protección y el Ayuntamiento desaparecido