La erupción volcánica de La Palma no cesa y su actividad se intensifica. Ayer tarde tras varias explosiones que lanzaron piroclastos a grandes distancias. Esto puso en sobreaviso a las autoridades que desalojadon a otras 600 presonas de zonas cercanas.

El perímetro de exclusión o de seguridad se ha establecido en 3 kilometros en torno a la boca del volcán. Los 600 nuevos desalojados tuvieron tan sólo 10 minutos para recoger loimprescindible. Después de una explosión que se dejó sentir en toda la isla.

Ha aumentado la actividad volcánica y se están expulsando desde la última jornada mucha más cantidad de ceniza volcánica y ya la columna de cenizas alcanza los 6.000 metros de altura.

La nube de dióxido de azufre se extiende por el sur de Europa

El satélite de observación europeo Copernicus nos ofreció ya ayer tarde una imagen de hacia dónde se están extendiendo la nube de cenizas volcánicas, que están en suspensióna  aproximadamente entre 4000 y 6000 metros de altura.

El cielo de la Comunitat Valenciana se llena desde ayer con esta nube a más de 4.000 metros de altura. Las autoridades señalan que no tiene niveles preocupantes para ser perjudicial para la salud. Pero antes o después vía lluvias deberán caer a la superfície terrestre o disiparse en la atmósfera diluyéndose poco a poco.

Nuevos temores del volcán

Ayer se abrieron en la base del volcán dos nuevas bocas por las que escupía lava más líquida, causando en el volcán por un lado un alivio de la presión acumulada pero pudiendo peligrar el cono volcánico en sí.

Estas nuevas bocas arrojaban una lava mucho más líquida y mucho más material, por lo que las coladas de lava líquida ya recorrieron cerca de un kilómetro hacia abajo de la ladera.

Estas coladas de lava van mucho más rápido que las anteriores y además las nuevas bocas podían causar el colapso del propio cono del volcán que ayer ya alcanzaba los 250 metros de altura. Así fue y de noche, parte del cono se vino abajo, con lo que ahora la base del cono es mucho más ancha que en el día anterior.

Los científicos van a intentar hoy acercarse a la zona para estudiar vía muestras el comportamiento del volcán, analizando los nuevos piroclastos. para poder decidir si es seguro que las personas desalojadas puedan pasar a recoger pertenencias.

La erupción no cesa

De momento lejos de tener una fecha en el horizonte, por el cese de la actividad, el volcán se reactiva con más fuerza. por lo que podría estar más de un mes arrojando lava y piroclastos a la Isla de la Palma.

En cuanto a si llegará el magma al mar, de momento las coladas más cercanas se encuentran a más de 1,6 kilometros de distancia, y se van enfriando, la colada más próxima está parada aunque en su interior sigue el material fundido. lo que está haciendo estas coladas es aumentar su tamaño de altura y abrirse en abanico ocupando mayor superície buscando las cotas más bajas del terreno.

Imagen del satélite Copérnicus con distintos colores por día del avance de la lava

Son ya más de 200 hectáreas ocupadas por el magma volcánico y más de 450 los inmuebles afectados por la erupción directamente. Ahora mismo hay en orno a 6.300 personas desalojadas de sus viviendas. La isla se ha deformado más de 20 centímetros en menos de una semana debido al volumen de material que acumula tras una semana se erupciones volcánicas.

El futuro de la Isla

Pedro Sánchez ayer presidió un Consejo extraodinario del Gobierno de Canarias y aseguró que el próximo martes en Consejo de Ministros se declarará la zona catastrófica. Esto servirá para las futuras ayudas e indemnizaciones a los afecados.

Por una parte, los que tengan seguros y tengan abonadas las cuotas será la Mutua de Compensación de Seguros los que establezcan los mecasnismos de ayuda. Gran parte de los afectados carecen de seguros con lo que únicamnete podrán optar a als ayudas estatales y locales. Por su parte, el Agroseguro, que cubre a los plataneros no cubre una erupción volcánica.

Los agricultores que cultivan los plátanos están como locos intentando salvar la cosecha, ya que la ceniza que ya es de granos finos y medios, están perjudicando y rayando las hojas y loa propios plátanos de los plataneros, arruinando la cosecha.

Un 15% de la producción de plátanos de Canarias se producen en la Isla de La Palma, justo en una zona de tierra entre las coladas de lava y el amr, que de seguir hacia el mar el magma les afectaría de pleno.