El prófugo de la justicia española Carles Puigdemont, ha pasado tan sólo 21 horas detenido en Cerdeña, Italia. A pesar de que el Tribunal Supremo se España ha solicitado su extradición, el tribunal italiano ha decidio posponer esa cuestión al 4 de octubre.

Puigdemont ha sido puesto en libertad a la espera de esa vsita del 4 de octubre. El Tribunal italiano entiende que no tiene restricción de movimientos a pesar de la euroórden de detención que sigue vigente dictada por el Tribunal Supremo, máximo tribunal español.

El ex-presidente de la Generalitat Catalana, fue detenido por la policía del aeropuerto de Cerdeña en virtud de la euroórden nada más pisar suelo italiano. Puigdemont se dirigía a un acto catalanista en Cerdeña.

Ahora en libertad deberá esperar a la vista del 4 de octubre fijada para decidir sobre su extradición a España solicitada por el Tribunal Supremo. Lo que no han aclarado si la vista será presencial o podrá ser telemática desde su domicilio en Waterloo.

Las autoridades italianas se muestran aliviadas por no tener que «comerse esa patata caliente» según han definido los rotativos italianos el asunto en cuestión

El independentismo se felicita y acusa a España de desleal

El President de la Generalitat Catalana ha definido a España como desleal, ya que dice no entender la postura de España, que «enroca de nuevo el conflicto político catalán». por su parte, Junts per Cataluña exige no seguir con la mesa de negociación con España, de la que dicen desde el primer momento ellos han dudado. Acusando a España de traicionar la confianza de los catalanes.

El actual president de la Generalitat Catalana, Pere Aragonés, se unirá a la presidenta del parlament catalán en este acto independentista «por los países catalanes» en Cerdeña. mostrando su total apoyo a su compañero Puigdemont.

Por su parte, el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez preguntado en La Palma por los periodistas ha reconocido que «lo que tiene que hacer Puigdemont es entregarse a la justicia española».