La CUP y su brazo juvenil radical ARRAN, autor de múltiples ataques a la economía turística valenciana ayer celebraron un acto político en la Plaza de la Iglesia de Benimaclet. El acto estuvo presidido por un gra cartel con el título » país valencia, països catalans» y una gran estelada.

Así, el partido político catalán y su rama juvenil radical se unieron al Sindicato estudiantil de los països catalans y a otras organizaciones corte radical independentista en un acto que contó con la presencia de poco público y en el que se exigió la independencia de España y la sumisión a la República Catalana que encabezaría Barcelona.

Durante el acto, celebrado ayer con la asistencia de unas decenas de personas reivindicaron la entelequia de los «païses catalanes» y sexigen tomar las calles «para luchar contra el fascismo».

Como ya se decía antaño, los fascistas del futuro se autodenominarán a sí mismos como «antifascistas». Pues es la realidad de un colectivo fuertemente ideologizado y radicalizado que sólo busca la porvocación y el enfrentamiento, ya  la que no le tiembla la mano en utilizar la violencia contra quién sea para conseguir sus objetivos.

Ya han atacado a intereses turísticos valencianos, en sus manifestaciones y concentraciones s ehan producido altercados y han provocado daños al mobiliario urbano. Pero parece que la impunidad absoluta d ela que gozan les hace reafirmar su violencia e ira. Van en «columnas» y utilizan lenguaje belicista, y no tienen límites para conseguir sus objetivos.