Esta mañana se ha celebrado por las calles del Cap i Casal la Procesión Cívica de la Real Senyera. Ha sido un itinerario muy atípico y casi mínimo.

Protocolo del Ayuntamiento de Valencia había expulsado del Cortejo Oficial a asociaciones LGTBI, partidos políticos sin representación y otras asociaciones. No está muy claro el criterio que se ha seguido para poder acceder. La excusa es eliminar personal, pero por contra  ha habido un desembarco de «autoridades» por parte del Partido Popular y Compromís.

No se ha permitido el acceso a prensa, más allá de la «oficial» y los «elegidos» al Consistorio Municipal. Y la plaza estaba casi vacía.

Se ha desplazado el vallado para alejar al público del Ayuntamiento y del Parterre

El vallado se ha ampliado y ha alejado al público de la Plaza. El centro de la palza estaba vallado, y sólo a partir de la Calle de la Sangre se permitía el acceso de público. El recorrrido estaba íntegramente vallado y la Plaza del Parterre se había desalojado completamente, terrazas y calles aledañas incluídas para evitar público. La parte más próxima para poder contemplar el Homenaje al rey Don Jaime I ha sido a centenares de metros de distancia. Así, se ha expulsado al público a la Glorieta como punto más cercano.

Un protocolo que suena a broma pesada

El protocolo ha sido inexistete y si lo ha habiado lso errores han sido constantes e imperdonables. La procesión más «marciana que se recuerda».

Desde el principio el protocolo ha brillado por su ausencia total, y si bien ponían etiqeutas en el sulo para cada autoridad en la bajada de la Real Senyera, han tardado casi 20 minutos en iniciar la marcha. Colocando la cabecera a la altura del Banco de Valencia. Con lo que en escasos 3 minutos ha llegado al Parterre.

Una vez en el Parterre, cada uno iba por su lado, la comitiva se ha desplazado por el exterior del jardín por la fachada de la Audiencia provincial camino de la calle Cerdán Tallada. Mientras que las autoridades accedian al jardín por el vial contrario.

La Corte de Honor de la Fallera Mayor se ha quedado fuera del jardín, y la Fallera Mayor la han situado detrás de un seto.

Las ofrendas florales

Protocolo ha colocado juntos a la catalanista sociedad del Micalet, a Lo Rat Penat, al Tribunal de las Aguas de Valencia, al Ateneo Mercantil y a la corona del propio Consistorio Municipal.

Mientras se producían, frente al rey Don Jaime la Fallera Mayor de Valencia, Consuelo Llobell estaba tras un seto.

La Corte de Honor no ha podido acceder al Parterre

Posteriormente a la ofrenda de la corona de laurel municipal, la foto de los portavoces municipales en la que se ha colado Borja Sanjuán y posteriormente Elisa Valía. Un despropósito tras otro.

Se ha entonado el Himno, y losurrealista es que de las poca voces que se escuchaban, la de la Consellera de Sanitat, Ana Barceló, alicantina de Sax. El alcalde ni hacía el gesto de mover la boca.

Ana Barceló junto con el Presidente de la Diputacio

Desastre de recorrido final

Nadie sabia por dónde salir del jardín, y mientras el cortejo encaminaba la Calle Colón, la Senyera aguardaba en el Parterre. Repetidos y largos cortes debido a la ausencia de protocolo y huída de concejales y autoridades públicas tras las fotos del parterre.

En el segundo tramo muy pocas autoridades han aguantado, y menos entidades. Grandes cortes y el problema de las rejillas del metro de la Calle Colón y los tacones de la portadora que nos han hecho sufrir a más de uno.

Tramo inédito de recorrido y de nuevo mucha presencia policial alejando al público lo más posible. Un recorrido muy corto y muy rápido.

La Real Senyera ha llegado a una plaza casi vacía de nuevo y desalojada para evitar público. Aún así, Ribó ha tenido que oir múltiples recriminaciones de un pueblo harto.

Puyita entre los socios de gobierno

Posterior al cortejo oficial viene «la otra manifestación» de entidades culturales y sociales valencianistas y partidos políticos. Este año han abierto als vallas y se ha colocado Ciudadanos y Vox en espacio preferente, impidiendo el acceso al valencianismo e incluso a Compromís. Vox y Ciudadanos han avanzado hasta el Banco de Valencia, donde el cordón policial ha impedido nada fuera del cortejo oficial.

Gran presencia de políticos en el primer tramo del recorrido

Así, hemos podido ver a parte de las autoridades municipoales y demás concejales, al Síndic del PSPV Manolo Mata, a la síndica de Podemos, Pilar Lima, o a Baldoví repartiendo besos y peinetas al público a partes iguales.

La soledad de algunos políticos hacen presagiar momentos difíciles para ellos. Así, Mónica Oltra ha acudido sólo al priemr tramo y ha estado muy sola, incluso con la indiferencia de sus compañeros de partido.

La soledad de Oltra ha sido muy evidente

Lo mejor de la Procesión ha sido la portadora que ha aguantado estoicamente, la concejala Pilar Bernabé. También hay que reconocer que a pesar de la huída de las autoridades, incluído el President Puig después del Parterre, el President de la Diputacio, Toni Gaspar ha aguantado hasta el final como mayor autoridad.