Enrique Arias Vega : La (buena) imagen del Gobierno

Lo mejor que hace este Gobierno son las relaciones públicas, el marketing, la propaganda o como queramos decirlo. Así se explica el resultado electoral favorable en todas las encuestas y no sólo en las que fabrica Tezanos. El PSOE lo habrá hecho mejor o peor, pero los ciudadanos consideran que lo ha hecho lo suficientemente bien como para votarlo incluso más que antes.

Ya me dirán si eso no contrasta radicalmente con los demás Gobiernos a los que el coronavirus ha pillado en ejercicio, desde Francia a Rusia y desde Estados Unidos a Brasil. Es más, Pedro Sánchez dice que ha salvado 450.000 vidas y nadie lo pone en cuestión aunque no haya sacado ningún dato que lo corrobore.

Aquí, quien sufre los males de la pandemia es la oposición, pese a las múltiples contradicciones del Gobierno, sus cambios de criterio y su decir digo donde antes digo Diego, incluido el machaqueo constante de la legítima discrepancia parlamentaria.

El que no está conmigo está con el Covid 19, parece decir, con el asentimiento tácito de una ciudadanía que poco más ha hecho que algunas simbólicas caceroladas de protesta. El virtuosismo de esta política virtual de méritos propios y errores ajenos ha llegado al límite de la sumisión, que es cuando el Gobierno habla impropiamente de consenso. Los acuerdos con la oposición quedan reducidos no al diálogo, a la discusión y a la aproximación de posturas sino a la pura y simple aceptación por parte de ésta de los postulados gubernamentales.

Ni siquiera está permitido el comprender algunas reticencias de la Unión Europea al uso de las subvenciones a España bajo la acusación de traición al país. ¡Qué bien lo hace el Gobierno cuando goza de todas las virtudes sin defecto alguno! Al menos, en este apartado de la imagen propia y del autobombo sí que merece un sobresaliente cum laude.

A Contracorriente
Enrique Arias Vega : La (buena) imagen del Gobierno