La Fuente del Tritón ubicada en los jardines de la Glorieta está fuertemente dañada con una grieta que ocupa su torso y gran parte de la escultura.

Esta escultura es la más valiosa y antigua de la Ciudad de Valencia. Esta escultura data de 1.833 y fue retirada en 1.844 y vuelta a ubicar en la Glorieta en 1.860.

El «Tritón» fue encargado por el canónico valenciano Antonio Pontons García en la segunda mitad del siglo XVII  a Giacomo Antonio Ponzanelli.

Fuente sucia, sin agua y con riesgo de grave deterioro

El vaso de la fuente se encuentra lleno de hojas y suciedad. Hace meses que no contiene agua, y una grieta cada vez mayor atraviesa gran parte del Tritón.

Hace meses que el Círculo para la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural advirtió de esta grieta que era muy evidente. Fue en el mes de junio. Pero nada se ha hecho por parte del Ayuntamiento para remediarlo.

Esta fuente ya sufrió en 2010 una mutilación

Esta fuente del Tritón, concretamente el Tritón sufrió en 2010 una mutilación de su brazo y parte sel torso, consigueindo un año después una restauración con resultados satisfactorios.

Desde el 2010 y a pesar de ser la pieza mñas valiosa en la vía pública ni se la ha protegido con cámaras de vigilancia, pero tampoco se ha sustituído por una copia.

Gloria Tello segura nuevamente que en breve se licitarán cámaras de vigilancia

Gloria Tello segura a ValenciaNews que el proyecto de poner cámaras de vigilancia en los principales monumentos está a punto de ser licitado. Reconoce que el propio Consistorio ha paralizado la instalación en varias ocasiones por temas con la ley de protección de datos.

En este sentido los expertos y el Círculo para la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural ha sido muy crítica con el Consistorio Municipal y su dejadez total para con el patrimonio cultural de Valencia.

Desde el Círculo para la Defensa del Patrimonio advierten que en el tema de Los Silos de Burjassot en menos de un mes se resolvió el problema de las cámaras y se instalaron en menos de un mes.

«La administración tienen que agilizar y no ralentizar»