El PP reactivará la campaña  contra el caos de tráfico en Colón tras haber recogido en cuatro días ya más de 2.000 firmas

El Grupo Popular Municipal ha anunciado la reanudación de la campaña de recogida de firmas contra las obras de la calle Colón, convertida ya en una verdadera trampa para el tráfico. Los populares tuvieron que detenerla con la entrada del Estado de Alarma y sólo pudieron salir a la calle a recoger firmas tres sábados de febrero y uno de marzo.

El PP inició la campaña antes de iniciarse las obras de remodelación de la calle Colón que ha dejado esta arteria principal de la ciudad con un solo carril para los vehículos particulares y de mercancías, mientras ha convertido la misma en una auténtica estación de autobuses.

Pasan una media de 800 autobuses de la EMT al día que tienen dos carriles para la circulación

Mientras los miles de coches particulares así como furgonetas y camiones de reparto en el principal eje comercial han quedado relegados a un solo carril de escasos dos metros.

La portavoz del PP, María José Catalá, ha recordado que “se trata de unas obras realizadas sin el consenso y sin escuchar ni a comerciantes y vecinos.

Ha sido una nueva imposición del Gobierno de Ribó y con la complicidad de un PSOE totalmente sumiso a Compromís, que ya está provocando el caos en la que ya es un verdadera ratonera para el tráfico”.

Mientras, el Gobierno de Ribó desde la concejalía que dirige el socialista Arón Cano ha comenzado una campaña de multas en la calle Colón a los vehículos sin mediar antes una campaña informativa con todos los cambios.

Los populares han denunciado la campaña de multas que ha iniciado el gobierno de Ribó y PSPV a los conductores que entran en la calle Colón desde Porta de la Mar sin percatarse de la prohibición. Las sanciones puedan alcanzar los 280 euros y se están imponiendo por medio de un vehículo radar que controla los carriles bus.

Los populares piden que se revierta esta actuación que ya ha provocado el caos de tráfico en todo el centro de la ciudad.

  • El PP prevé poder reanudar la recogida de firmas contra las obras de la calle Colón cuando el Gobierno levante el Estado de Alarma, en principio previsto para el 21 de junio
  • Los populares sólo pudieron salir a la calle a recoger firmas tres sábados por la mañana del mes de febrero y uno de marzo. Tuvo que pararla al decretarse el Estado de Alarma al quedar todo el mundo confinado
  • El PP presentará una Moción con el aval de las firmas que se recojan para pedir la reversión de las obras que se han hecho en calle Colón.
  • Los desvíos en Colón no han propiciado que se hagan más espacio para los peatones.

Esta campaña, han asegurado, “es especialmente sangrante para los bolsillos de los ciudadanos en la delicada situación actual, con los comercios que han estado cerrados 3 meses y con un elevado paro”.

Una campaña que responde “al afán recaudatorio del acalde, quien se ha propuesto convertir el acceso al centro de la ciudad en una verdadera odisea para los vecinos y para las personas que van trabajar o hacer compras”.

Los concejales populares han pedido a Ribó que “acabe con su asedio a los conductores de turismos y de furgonetas y camiones de mercancías” y que inicie una reordenación “coherente” del tráfico de toda la ciudad, reforzando el transporte público, y promoviendo la habilitación de aparcamientos disuasorios.

La remodelación de la calle Colón es una trampa y no se puede multar a conductores que están entrando sin advertir la prohibición debido a la falta de información y a la confusión que han generado los cambios en la circulación”.

Un sólo carril para tráfico y para acceder a los parkings en Colón