El ocio y la hostelería reclaman a la comisión  un plan integral para el rescate de sus pymes

La Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia cifra en 400.000 euros las pérdidas acumuladas de los locales de ocio y en 100.000 euros la de bares y restaurantes

La destrucción de pymes de ambos sectores ya supera las más de 15.000 solo en la Comunidad Valenciana y roza las 2.000 en la ciudad de Valencia

La Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia reclama un plan de rescate integral para el sector más perjudicado económicamente por la crisis del coronavirus. Lo hace en una semana en la que se cumplen 500 días desde los cierres de los primeros locales que decidieron cesar su actividad por responsabilidad, el 11 de marzo de 2020, y a las puertas de que en la Comisión Interdepartamental de mañana se tomen nuevas decisiones que afectan directamente a su actividad.

La Coordinadora insiste en que urge un plan de rescate capaz de compensar el desastre económico 17 meses después del inicio de esta crisis y cuando el Consell valenciano no deja de tomar medidas restrictivas en contra del ocio y la hostelería valenciana, señalándolos, aseguran, como responsables de una crisis que no han provocado y ante la incapacidad de gestionar el boom de los botellones y el efecto frontera generado por los toques de queda selectivos.

Cifras en mano, y según un estudio y datos recopilados por la Coordinadora sobre los locales de ocio en la ciudad de Valencia, cada día que pasa un establecimiento pierde de media entre 300 y 800 euros, lo que supone una cifra de hasta 400.000 euros en pérdidas acumuladas por el pago de alquileres, las cotizaciones sociales, el mantenimiento y el constante caos de aperturas y cierres al que se ven sometidos. Una cifra que supera los 100.000 euros en el caso de los establecimientos de hostelería, a los que nuevamente se les ha restringido su actividad.

  • Ante esta situación, el Gobierno de la Generalitat no puede demorar más, señalan, la aprobación por vía de urgencia de un fondo de rescate

Hay que evitar la destrucción de un elevado número de empresas, que en estos momentos ya supera las más de 15.000 pymes del ocio y la hostelería solo en la Comunidad Valenciana, y de casi 2.000 en la ciudad de Valencia.

Al respecto, señalan que “estamos hablando de una auténtica sangría que no puede prolongarse durante más tiempo y que requiere de una respuesta efectiva por parte de la Generalitat en lugar de promesas sin fundamento y de anuncios sin un calendario concreto y que defina unos criterios y asignación de ayudas realistas que no penalicen a las empresas de más de 10 trabajadores o que obliguen e a tener pagadas las deudas para las empresas más empobrecidas y castigadas.

Por ello, la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia exige al Consell que, ante la inminente nueva reunión de la Comisión Interdepartamental, que debe abordar transversalmente la crisis del coronavirus, no deje pasar una sola reunión sin definir una batería de medidas de apoyo económico y de dinamización de las pymes capaz de tomar decisiones que protejan a los sectores de la economía más afectadas por las alarmistas decisiones el del Consell.

Por otro lado, teniendo en cuenta que, a pesar de la expansión de los contagios juveniles, los indicadores hospitalarios se mantienen estables en la Comunidad Valenciana y la campaña de vacunación ya alcanza a más del 70% de la población diana de más de 12 años, que es la que tiene que vacunarse, piden que dejen de lanzar mensajes alarmistas que pretender aterrorizar a la población.

Al contrario, es imprescindible que se defina un calendario positivo de salida de la crisis sanitaria que genere expectativas, en lugar de la permanente incertidumbre sobre el futuro más inmediato del sector, y que este incluya un plan de reapertura y flexibilización de las medidas que debería empezar esta misma semana.