Antonio Miranda, Con Avant los Valencianos pagarán la luz más barata.

Antonio Miranda , pocas noticias tan amargas llegan a las familias como el recibo de la luz. Bien mensual o bimensualmente el recibo de la luz llega puntual para consumir una parte cada vez mayor de los ingresos de las familias y los comercios.

El problema se agrava cuando el consumidor medio toma conciencia del problema e intenta, por su cuenta, entender el recibo como paso previo para poder gestionar sus consumos y reducir la su factura. Llegado ese punto la frustración está asegurada.

Desde Avant los verdes están convencidos del papel fundamental que puede y tiene que jugar el consumidor a la hora de controlar su gasto energético. Así nos lo cuenta Antonio Miranda, número dos de la candidatura que aboga por un binomio formado por un consumidor responsable y un Ayuntamiento implicado en las necesidades energéticas del día a día.

Lo primero que hay que hacer es no generar falsas expectativas ¿Cómo puede el Ayto. abaratar la luz siendo que las tarifas de electricidad y gas se fijan a nivel nacional?

Se puede hacer y lo vamos a hacer. Vamos a conseguir que las familias valencianas paguen la luz más barata de toda España.

Sí, ¿pero no será tan sencillo?

Todo pasará por un trabajo en conjunto entre los consumidores y el Ayto. Desde al Ayto. tenemos que asegurar la transparencia, trabajar para que se protejan los derechos del consumidor y sobre todo tenemos que educar a los consumidores finales para que hagan una gestión óptima de la energía. Al margen tenemos también nuestros deberes que no podemos desatender.

Hablando de educación energética, ¿cuáles son los pasos básicos para hacer un uso eficiente de la energía?

Me parece una pregunta muy acertada porque  muchas familias y negocios al recibir el recibo de la luz se la han planteado alguna vez. Lo primero que hay que hacer es educar en hábitos de consumo, eliminar los consumos superfluos. El siguiente paso consiste en hacer los cambios necesarios para que nuestras necesidades se cubran con la menor energía posible, usando la tecnología disponible de alto rendimiento y bajo consumo que nos permita hacer un consumo eficiente. Los más afortunados pueden utilizar la energía fotovoltaica para autoabastecerse. Y por último no nos olvidemos la parte más complicada, la contratación.

¿Y dónde puede ayudar AVANT Los Verdes a los ciudadanos para pagar menos por la luz?

Pues en todas estas fases que hemos descrito. Ya hemos dicho que lo primero es informar y resolver las dudas que planteen los consumidores. Pero también hay que liderar medidas desde el Ayuntamiento.

Vamos a incentivar la rehabilitación de edificios y vamos a fomentar la inversión en tecnología eficiente, especialmente las instalaciones fotovoltaicas de baja potencia.

Otra labor importante es asesorar en los derechos de los consumidores y ayudarles a elegir: bono social, mercado libre o regulado, discriminación horaria, conveniencia de los servicios de mantenimiento, hacer frente a las penalizaciones, alquiler o propiedad del equipo de medida. Hoy en día la contratación del suministro de energía requiere un sin fin de detalles que no son nada evidentes y que condicionan el precio final que pagamos por la luz.

Creo que está más que justificada una oficina y observatorio energético donde atendamos las dudas de todos los consumidores. 

Has mencionado la energía fotovoltaica que precisamente constituye el proyecto estrella de vuestra política energética con las instalación de más de 100 000 paneles, ¿será eso posible?

Los cien mil paneles representan para nosotros un sueño hecho realidad. La evolución de los precios del mercado junto a las recientes novedades regulatorias nos van a permitir el desarrollo de la energía fotovoltaica como nunca antes lo hemos visto. Vamos a instalar paneles en los edificios públicos pero sobre todo vamos a fomentar las instalaciones particulares de autoconsumo compartido. ¿Te imaginas la satisfacción de estar en la oficina y saber que estás produciendo tu propia energía, sin contaminar y encima te estas ahorrando dinero? Eso quiero verlo yo en mi ciudad y que los valencianos se sientan orgullosos.Vamos a ser un referente.

¿Y por qué no lo tenemos ya?

Eso habría que preguntárselo a otros. Lo que si te que puedo decir es que el mes pasado se aprobó el real decreto de autoconsumo y que con un equipo municipal que se implique las posibilidades son infinitas. Podemos hacer de Valencia la ciudad de vanguardia para el desarrollo de los contratos PPA que nos permitan consumir y compartir nuestra propia energía. Tenemos que aprovechar la regulación actual para desarrollar la figura del agregador de consumos y crear nuestros propios planes de gestión de la demanda. Hay mucho trabajo por hacer pero va a ser muy enriquecedor y muy beneficioso para el bolsillo de los valencianos.

Para que nos entendamos, estamos hablando de una empresa energética municipal.

No, de ninguna manera. Cargar al ayuntamiento con el peso de gestionar una empresa eléctrica es una aberración.

No será tan descabellado cuando en Barcelona se han aventurado.

Vamos a ver, una empresa eléctrica entre otras cosas tiene que aprovisionarse de energía, y para hacer una buena compra tiene que disponer de una precisa previsión de la demanda. Tiene que dar un soporte postventa y por si fuera poco tiene que emitir cientos de miles de facturas todos los meses. Y todo eso lo tiene que hacer asegurando la fiabilidad, el respeto al medio ambiente y por supuesto al menos coste posible.

Seamos sensatos, esa tarea la hacen más eficientemente las empresas privadas. Dejemos que el mercado trabaje y elijamos a los que mayor confianza nos den. Nosotros centrémonos en nuestro trabajo que lo tenemos muy claro.