Las mil versiones del PSOE ante la reunión de Ábalos con la vicepresidenta de Maduro

¿Cuántas versiones diferentes puede tener una reunión entre el Ministro José Luis Ábalos y la vicepresidenta de Venezuela?. Una reunión entre la mano derecha de Maduro y la mano derecha de Sánchez. Pues ya vamos por la docena de versioens distintas. pero sin saber realmente qué pasó.

La confusión es total, y parece que al pasod e las declaraciones que vienen desde Venezuela puede ser la primera gran crisis de gobierno entre el PSOE y Podemos a una semana escasa del inicio de su gobierno de coalición.

Crisis de gobierno y diplomática con la UE y con EE.UU.

El lunes 20 de enero se produjo un «algo» en el aeropuerto de Barajas entre José Luis Ábalos y Delcy Rodriguez. Un «algo» que puede acabar por dinamitar el propio gobierno de Sánchez y crear una crisis diplomática con la propia Unión Europea y con EE.UU.

Recordemos que esta señora, vicepresidenta de Venezuela y mano derecha del propio Maduro tiene «prohibida» la presencia en la Unión Europea.

De la no reunión a la «gesta diplomática». Diario de un despropósito

La primera versión fue negar la mayor cuando saltó a los medios la noticia. El propio Ábalos increpó a varios medios de comunicación. «Una mentira» apuntaban desde el PSOE. Tras varias horas y conocerse más hechos, ya no se podía negar la mayor. Entonces fue un «encuentro casual en el aeropuerto de Barajas». Pero olvidaba esa prohibición de la Unión Europea, con lo que podía poner en un gran aprieto al Gobiernod e España.

De eso pasó a que la Ministro no le daba más importancia, y que los medios de comunicación manipulaban. Esto ya suena a excusa barata y ataque gratuito a los medios, más propio del chavismo de Venezuela que de un país democrático como España. Increpó a los medios de hecho en propio Ábalos.

De ahí a la enémisa versión de que iba a recoger al avión al ministro de turismo de Venezuela, Félix Plasencia con el que reconoce una amistad personal Ábalos.

Marlaska le encargó «una misión»

el ministro Ábalos reconoció posteriormente que el Ministro Marlaska, conocedor de que iba a recoger a su amigo venezolano al aeropuerto le llamó. «Te informo de que acabo de conocer que en el mismo avión viaja la núero dos de Maduro, ya que vas, trata de impedir que baje del avión». Esto fue reconocido este fin de semana por el propio Ábalos. Implicando ya directamente al ministro Marlaska en el asunto. Ábalos reconoce que iba a recoger a «un amigo» a título personal con su coche privado. Pero esto ya después de las distintas versiones carece de credibilidad.

Este domingo en el programa «El Objetivo de la Sexta» reconoció la reunión al fin. La presentadora y periodista Ana Pastor le recriminó sus muchos cambios y le espetó a que diera explicaciones creibles.

Avión privado chavista

Ábalos se encaró a la terminal de vuelos privados de Barajas, y la intención era intentar que no pisara suelo español, «no tenía intención de verme con la vicepresidenta de Maduro, pero el Ministro Plasencia insistió y me convenció». Reconoció en el objetivo fue una pequeña charla de 20-25 minutos.

La no reunión con Guaidó

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, no tiene intención de reunirse con Guaidó, líder venezolano de la disidencia y Presidente de la Asamblea popular venezolana. El presidente del gobierno de España sigue derivando la reunión a una ministra del gobierno. Un desaire al pueblo venezolano que parece pone de parte de Maduro al ejecutivo español.

Cabe recordar las múltiples conexiones conocidas y que han saltado a la luz pública entre Podemos, ahora en el gobierno y el chavismo que ahora lidera Maduro.

Venezuela echa más leña al fuego

Desde Venezuela se apunta a que el viaje de Delcy Rodriguez a España era para reunirse con pablo Iglesias, lider de Podemos y actual vice-presidente del Gobierno y con el propio Pedri Sánchez, líder del PSOE y Presidente del Gobierno.

Esto puede abrir una crisis diplomática con la propia Unión Europea y con EE.UU. pero a nivel interno, en el PSOE no tienen nada clara la situación, y ya se escuchan voces críticas que apuntan una total desconfianza a su socio de gobierno, Podemos. Será la primera gran crisis de gobierno?