La selección española absoluta masculina arrancó el pasado sábado su andadura en el Campeonato de Europa de Amsterdam con derrota ante Bélgica (4-2).

Un partido donde los vigentes campeones de la competición daban el primer aviso. Lo hacían con su primer penalti córner a favor, donde Quico Cortés evitaba un posible gol. Una jugada que tuvo continuidad con una acción ofensiva española. Fue de una bola cruzada desde el flanco derecho de su ataque, cuando José Basterra, muy oportuno, mandaba la bola al fondo de la portería rival (0-1, Minuto 7). Una variación que no cambió el escenario de un partido, en el que los de Shane Mc Leod, presionaron muy arriba a los #RedSticks. Así volvieron a forzar nuevas ocasiones desde el penalti, que en esta ocasión, tuvieron su fruto en el tanto del empate anotado por Alexander Hendrickx (1-1, Minuto 9).

Con la tablas en el marcador arrancó el segundo período. Un tiempo en el que los campeones del Mundo volvieron a llevar el partido hasta el penalti en dos ocasiones más. Una intervención de Cortés, primero y el rechace la la zaga, en el segundo, sacaron el peligro en ambos intentos. A partir de ese momento el equipo español estiró líneas. Un tiro de Basterra era despejado por Vincent Vanasch. Una nueva acción con peligro para los locales y una nueva intervención con acierto del portero español, mantenían las tablas al llegar al ecuador del choque.

Reanudación

La reanudación llegó con un nuevo penalti para los que hoy ejercían de locales, que a la postre, se convertiría en el segundo tanto. Tom Boon, tras recoger el rechace del golpe inicial, le daba la vuelta al marcador (2-1, Minuto 33). Ahora con los guarismos en contra, España estiró líneas forzando su primer penalti del encuentro. Su ejecución era rechazada por Vanasch, que en un tiro en segunda instancia, volvía a despejar. Marc Sallés, con una internada por la parte izquierda, pudo retornar las tablas. No fue así y en los segundos finales de este tercer parcial, Cèdric Charlier, tras una brillante jugada individual, aumentaba la renta a dos (3-1, Minuto 45).

Una circunstancia, que ya en el último parcial, vería repetirse con otro penalti, nuevamente anotado por Boon (4-1, Minuto 50). Pese al varapalo, los de Fred Soyez se marcharon en la búsqueda de descontar la distancia que anunciaba el luminoso holandés. Así, un penalti pudo obtener ese objetivo, pero fue poco después, cuando ahora si, una internada de Álvaro Iglesias, terminaba en la señalización de un stroke. Una ocasión que Xavi Lleonart no desaprovechaba para sumar un nuevo tanto (4-2, Minuto 54), en un duelo que no tuvo otros cambios en su resultado.

Al final del partido, Alex Alonso, jugador de la selección calificó el partido de complicado. «Sabíamos que iba a ser un partido difícil, contra la actual campeona de Europa y del mundo«, aclaró.