El Ayuntamiento instala terrazas sobre la calzada en zonas con ámplios espacios peatonales para «guardar la distancia social»

La concejala de Espacio Público del Ayuntamiento de Valencia, Lucía Beamud, ha realizado un balance positivo del trabajo municipal llevado a cabo en los últimos dos meses respecto a las terrazas de los establecimientos de la ciudad para conjugar la necesidad de combatir la pandemia por la COVID-19 y a la vez facilitar la reactivación económica compensando las consecuencias de la crisis sanitaria y económica en el sector de la hostelería.

“Hemos autorizado hasta 350 intervenciones en terrazas, para crear nuevas o ampliar las que ya había»

«A la vez hemos impulsado toda una serie de inspecciones en todas ellas y de información en el resto de terrazas de la ciudad. Para promover medidas y conductas que suponen una barrera ante la propagación del virus”, ha explicado Beamud.

Situaciones surrealistas con peligrosidad vial incluída gracias al Consistorio Municipal

Entre estas modificaciones gracias a la gestión municipal se están dando situaciones tan surrealistas como en la Avenida de Cortes Valencianas. Donde gran número de terrazas han bajado a la calzada. A pesar del ámplio espacio encima de la acera.

La sospecha vuelve a estar encima de la acera, de querer utilizar la excusa de la pandemia para eliminar espacios para aparcar. Además se genera peligrosidad, porque nada físico separa a los clientes de la terraza del tráfico rodado. Con lo que los sustos pueden estar a la órden del día gracias a la mala actuación municipal.

«En cuanto a la autorización de terrazas nuevas o ampliadas, la concejala ha actualizado los datos de junio, cuando se contaba con cerca de 275 expedientes favorables, para indicar que al acabar julio son 350 las que cuentan con autorización. “Fue una medida aprobada por el gobierno municipal a través de un acuerdo consensuado con las partes implicadas (vecindario y hostelería). Para facilitar la reactivación económica en la ciudad y compensar las consecuencias de la pandemia. Hemos favorecido la actividad del sector, con lo que esto supone de mantenimiento de establecimientos en activo, de puestos de trabajo y de ingresos para centenares de familias valencianas”, ha destacado la concejala Beamud.

 Beamud descarga la responsabilidad sobre hosteleros y clientes para cumplir las normas

Estas iniciativas tendrán sentido únicamente si la responsabilidad individual y colectiva impera en su uso y cumplimos todas las indicaciones de prevención. Tales como las distancias interpersonales o el uso de mascarillas mientras no se esté consumiendo”, ha afirmado.

Por este motivo, en paralelo al trabajo para autorizar la instalación o ampliación de terrazas se han realizado inspecciones en estas terrazas y se ha informado al resto de las medidas de seguridad necesarias. Poniendo el foco en las zonas con mayor volumen de terrazas (Russafa, el Carme, Juan Llorens o los entornos del Paseo Marítimo y de las plazas de Hondures y del Xúquer, entre otros). En total, han sido 353 intervenciones, 147 de las cuales en Russafa y otras 92 en el Carme).