Este proyecto conocido como el PAI del Grao en la Cami Fondo del Grao ha caído en desgracia ya en varias ocasiones.

Un PAI y hasta tres proyectos distintos antes de construirse

Se diseñó inicilamente con un proyecto y posteriormente en el Gobierno Municipal del 2011-2015 se modificó para adaptarse al trazado del circuito de velocidad de la Fórmula 1. Se adpataron als volumetrías apostando por las alturas de las edificaciones, y liberando suelo para un delta verde y canalizaciones de agua a modo de canales que llevaran al río Turia a desembocar hacia la Marina.

Posteriormente, la empresa entró en concurso de acreedores. Con lo que el proyecto se paralizó por completo. Tras la llegada de Ribó al Ayuntameinto en 2015, criticó duramente el proyecto y el nuevo gobierno municipal llegó a presentar un nuevo proyecto donde se eliminaban los canales de agua y se reducía la volumetría.

Finalmente, los promotores y el Ayuntamiento actual han decidido llevar a cabo el primer proyecto que se presentó, donde el modelo de urbanización es idéntico a la Avenida de Francia ya construída.

Serán bloques residenciales con espacio ajardinado y piscina privados. Con lo que se pierde en zona de disfrute público y común.

Comienzo de las obras

Las obras en el Camí Fondo del Grau han comenzado . “Este proyecto hará que esta zona sea más verde, más acorde al entorno del barrio y cuente con mayor número de viviendas accesibles y un total de 560 nuevas». Ha anunciado la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez.

 Gómez se apropia de proyectos como La Harinera que son de hace varias legislaturas

Esta actuación en palabras de Sandra Gómezsupone un impulso para una zona que durante años ha estado abandonada, degradada y condicionada por el circuito de la Fórmula 1”. Además, la edil ha recordado quejunto a proyectos como el de la Harinera como centro de iniciativas empresariales y de innovación, estamos regenerando un nuevo tejido residencial con las nuevas directrices de urbanismo que estamos llevando a cabo en esa València consolidada, más accesible y sostenible”.

Lo que olvida es que ese proyecto de La Harinera al que alude lleva ya en marcha tres legislaturas contando con ésta sin acabar de realizarse. Ahora, más de 8 años después de presentarse el proyecto se está construyendo.

La ordenación pormenorizada de la Unidad de Ejecución de Camí Fondo del Grau cuenta con una superficie de 47.515,87 m2, y un suelo dotacional público de 37.713,02 m2. A zonas verdes corresponden 7.083,27 m2 y a equipamientos, 12.539,91 m2.

Queda en el aire la conexión de la Avenida de Francia para superar la barrera de las vías del tren

La Avenida de Francia y la Alameda quedará dividida en dos por las vías del tren de Renfe

Se inicia el proyecto con una gran incógnita que es su conectividad con el resto de la Ciudad. Así, las vias de Renfe en superfície lastran la conexión de la Alameda y la Avennida de Francia. Será un cajón encapsulado entre el Turia, sin acabar de urbanizar, las vías del tren, el Cementerio del Grao y el Puerto.

El proyecto de soterramiento de las vías del tren se ha aplazado una y otra vez sine die. El último gran empujón lo dió hace ya años la que fuera ministra Ana Pastor, antes de entrar el actual Ministro Ábalos.

Un proyecto vergonzosamente retrasado y que sigue sin ninguna solución por parte del Gobierno de Madrid que nuevamente ningunea a los valencianos

Sigue sin haber consignación presupuestaria ni proyecto si quiera. Lo que demuestra que junto al problema del Parque Central los distintos gobiernos han relegado siempre al furgón de cola estas infraestructuras valencianas tan necesarias para regenerar la estructura urbana de Valencia. Ahora con un ministro valenciano, Ábalos, tampoco nada se sabe del tema, ni tampoco el Ayuntamiento de Valencia sigue de manera perpetua demandando esta infraestructura, ya que el socio de Ribó, Sandra Gómez, es del PSPV como Ábalos y no quiere generar tensiones. Los intereses de partido van por delante que el de los valencianos de nuevo, y Sandra Gómez nuevamente falla estrepitosamente en defender los intereses de la ciudad a la que ya pocos reconocen que representa.