Ribó recorta las ayudas al alquiler en 147.800 € cuando el 60% de las personas que las solicitaron en 2019 no las obtuvieron

  • Lamenta que para Ribó y el PSPV las políticas sociales no sean prioritarias. “Sólo han entregado 4 viviendas públicas en cinco años»

La portavoz del Grupo Popular, María José Catalá, ha desvelado hoy que el gobierno de Ribó y el PSPV ha recortado este año las ayudas de alquiler en 147.819 € (en 2019 ascendían a 1.987.866,38 euros 2019.   1.987.866,38 euros 1.840.047,00 €)

Además, la empresa municipal AUMSA tiene también una lista de espera de 108 familias de viviendas con alquileres asequibles.

Este recorte, ha lamentado Catalá, “tiene especial incidencia en los jóvenes y en las personas recursos con menos recursos, que son los principales solicitantes de estas ayudas para poder tener acceso a una vivienda”.

En la convocatoria de 2019, por diversas circunstancias, se quedaron sin ayudas de alquiler 1.800 solicitantes (el 60% de solicitudes), lo que indicada que la necesidad social de estas ayudas es muy superior a la cantidad que Ribó y el PSPV presupuestaron.

Por ello, Catalá ha pedido que en la próxima convocatoria de ayudas para el alquiler se consigne una cantidad suficiente para atender a todas las peticiones que cumplan con los requisitos y dar respuesta al aumento de solicitudes que se producirá como consecuencia de la crisis sanitaria y económica.

Al respecto, la portavoz popular ha considerado “muy importante” que el Ayuntamiento haga un estudio 2021 para determinar en cuánto se deberían aumentar las ayudas de alquiler y adecuarlas a la emergencia social que vive la ciudad por la pandemia del Covid.

Las políticas sociales, ha resaltado Catalá, “deberían ser una prioridad para el Ayuntamiento”.

Sin embargo, estamos viendo que Ribó y el PSPV sólo han entregado 4 viviendas públicas en cinco años, tienen a más de 11. 000 personas esperando una ayuda social y a 5.000 en lista de espera para recibir un cita previa en  un Centro de Servicios Sociales, que están saturados por la falta de personal”

Sin embargo,  “la realidad es que en cinco años de gestión de Ribó y los socialistas no han construido ni una solo nueva vivienda pública, con la excepción de la cuatro que AUMSA recientemente entregó en la calle Tapinería,  y además no han sido capaces de incentivar al sector inmobiliario para agilizar la construcción de las viviendas de protección pública que están previstas en el PGOU”.

Por otro lado, portavoz popular ha recordado que el Ayuntamiento tiene en la actualidad 207 viviendas sociales municipales sin asignar a personas y familias que lo necesitan”, del total de 400 viviendas sociales que dispone.