La mayoría de floristerías de la Plaza del Ayuntamiento desesperan ante una bajada de ventas sin igual

Las floristerías de la Plaza del Ayuntamiento justo en medio de las mascletaes se enteraron por la prensa de la peatonalización de la Plaza del Ayuntamiento. Parece que nadie les ahbía consultado, nadie les había indicado nada.

Sandra Gómez que les aseguró que «las ventas se multiplicarán porque habrá mucha más gente en la plaza»

A prinicpios de marzo tuvieron una rápida reunión en el Consistorio Municipal con la vice-alcaldesa Sandra Gómez que les aseguró que «las ventas se multiplicarán porque habrá mucha más gente en la plaza».

Las obras de peatonalización llegaron y ante el confinamiento, una vez volvieron a sus paradas de flores la plaza ya era una realidad con los maceteros.

A parte del diseño, o la falta total del mismo, especialmente en los maceteros, los problemas surgieron desde el primer momento.

La falta de una carga y descarga para los camiones que cada mañana les traen flores y plantas se tuvo que resolver de manera precipitada. Así, los camiones pasan a la zona peatonal junto al vértice de la plaza en la zona de Periodista Azatti.

Las paradas de la zona de Correos desesperan

La bajada espectacular de ventas no tardó en llegar. Unido a la crisis del COVID, las dificultades en llegar a la plaza de los clientes añadieron más incertidumbre a las ventas, que cayeron en un 80%.

Desde Valencia News sacamos un reportaje al respetco. pronto hubo una llamada desde el Consistorio Municipal, asegurando una próxima reunión con los vendedores para «tranquilizarles»

Las Floristerías de la Plaza del Ayuntamiento muy preocupadas y con una bajada del 80% de las ventas

Sin respuesta ni fecha prevista de reunión tras un mes

Este artículo vió la luz el pasado 19 de junio, y unos días después se produjo la llamada emplazándoles a una nueva reunión sin fecha decidida.

Ha pasado ya casi un mes y empezado las nuevas obras y a pesar de los esfuerzos de intentar hablar con el alcalde Joan Ribó y la vicealcaldesa Sandra Gómez, siguen esperando una respuesta.  parece que el popular dicho que «las cosas de Palacio van despacio» se aplica a la perfección en el Ayuntamiento del Cap i Casal, donde lo que no interesa se eterniza.

Ahora las ventas, y tras las primeras semanas de obras de asfaltado han caído ya un 90% y muchas de las vendedores ven peligrar seriamente su futuro.

«O desde el Ayuntamiento hacen algo o pronto cerraremos casi todos»

Joan Ribó y Sandra Gómez deben de reunirse de urgencia con los vendedores, que cada día llaman a los asesores preguntando por la fecha de la reunión que sigue sin concretarse.

«Sólo nos faltaban estas obras ya para que NADIE venga a comprar flores a la Plaza»

Aseguran que las únicas ventas son de clientes habituales y de manera telefónica. «Nadie quiere venir a la Plaza por la dificultad de entrar a la misma«.

Imposible seguir así durante algún año más

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los clientes no son de la zona y se desplazan en vehículo privado para recoger un ramo, centro floral o plantas. Pero ante la imposibilidad de parar dos minutos a recoger el pedido, dada la presión policial, nadie va a recoger nada.

En la zona de Correos ni siquiera pasea gente, sólo vemos cada dos minutos al autobús C1 pasar.

Así que estamos sin clientes. Casi hubiera sido mejor que la zona fuese 100% peatonal, porque ni hay zona de paseo, ni hay zona de paso de coches

Exigen una solución inmediata al Consistorio y se plantean claramente y ya en voz alta que el Ayuntamiento traslade sus paradas a otro punto de la Plaza del Ayuntamiento. Pero para ello necesitan de urgencia hablar con alguien en un Consistorio que hace un mes les citó a una reunión, quizá para acalalr crñiticas, pero que ni se ha producido ni tiene fechas de producirse.

¿Hay alguien en el Ayuntamiento señor Ribó?…