El concejal Grezzi  y sus quebraderos de cabeza

El concejal Grezzi ante las numerosas críticas sobre los cambios en la Calle Colón y sobre la provisional peatonalización  e la Plaza del Ayuntamiento dice una cosa en el pleno y otra en las notas de prensa y ante los medios.

Qué duro es el trabajo de concejal

El concejal se ha pasado parte de la mañana del día 3 de marzo junto a una fotógrafa regalando bolsas de tela en la Calle Xativa ante los ciclistas que pasaban por allí. Debe no tener demasiado trabajo en esclarecer lo sucedido con los 4 millones y los demás fraudes o robos en la EMT Valencia. Tampoco debe importar solventar los cambios de movilidad en la Calle Colón, tan criticados. Lo importante es parar a los ciclistas, por cierto obstaculizando el carril para abordareles para hacerse una foto y regalarles una bolsa de tela.

Por cierto, ante  este redactor, varios ciclistas le han recriminado su actitud y no se han parado. El concejal iba a la caza y captura de la foto, y para ello no ha dudado estar más de una hora para conseguirlo y luego dar declaraciones.

Tercer aniversario del anillo ciclista del cnturón interior

Grezzi ha atendido a los medios de comunicación ante el contador de paso de ciclistas de la calle Xàtiva. Que se ha convertido en el punto de mayor uso de la ciudad. Allí, ha dado a conocer los datos que reflejan la consolidación de esta infraestructura urbana.

Entre 2017 y 2018 el incremento de uso fue del 21% de media (en la calle Xàtiva-Colón llegó hasta el 31%). Mientras que de 2018 a 2019 el aumento fue todavía mayor, un 36% (50% en la calle Xàtiva, o 38% en Pont de Fusta-calle Almassora hasta Alfahuir). «Y a lo largo de 2019 también hemos tenido un gran incremento: entre mayo y octubre, que son los meses en los que más se usa la bicicleta, se han contado más de 6.000 usuarios diarios en este punto de la ciudad», ha añadido el concejal.

¿Carril bici por las Grandes Vías si o no?

En el Pleno negó el nuevo carril bici de las Grandes Vías, pero reconoce ante los medios  su voluntad de que este segundo anillo entre en uso «en este mandato». Afimando que ya se está trabajando en el estudio de la planta viaria y en el análisis del posible recorrido del segundo anillo. «Hay que tener en cuenta que son muchos kilómetros, aunque algunos tramos ya están construidos, y se trata de un proyecto de gran envergadura»

Lo que queda en el aire es el proyecto de carril bici integrado dentro del carril bus que anunció hace meses. En el Pleno la oposición le ha recriinado en muchas ocasiones la peligrosidad para los ciclistas. También parece que desde la EMT los conductores habrían mostrado su oposición absoluta.

Cambios en Colón sin informes y por decreto

Lo que sí sigue adelante pese a la gran oposición vecinal y coemrcial es la reforma de la Calle Colón, que se cerrará al trñafico privado desde Porta La Mar. Ya que el primer tramo será de doble sentido únicamente para servicio taxi y EMT.

El acceso a los múltiples vados de Colón y a los aparcamientos de la zona se tendrá que efectuar por las calles Sorní, Isabel La Católica o Pizarro, que verán multiplicado el tráfico rodado. Especialmente caótico será el tráfico en Colón, ya que desde un único carrils e accederá a los distintos aparacamientos. Así que el tráfico será muy lento.

Colón pasará a tener el paso de más de 850 autobuses, por lo que el carril Bus pasará a ser doble y posiblemente caiga la velocidad de la flota.

¿La Gran Vía se colapsará?

Lo que está claro es que entre 8000 y 10.000 vehículos más pasarán a circular por las Grandes Vías, que están a la espera de ejecutar ese carril bici prometido, con lo que puede caer el número de carriles de circulación.

Para entrar en el centro de la Ciudad será necesario hacer un transbordo en la mayoría de líneas, con lo que nos costará más tiempo llegar al corazón de Ciutat Vella.