Susi Díaz, Chef del restaurante La Finca, ha preparado una tapa de alta cocina para los pacientes ingresados

El Hospital Universitario del Vinalopó ha recibido la visita de la chef Susi Díaz, galardonada con una estrella Michelin, con motivo del Día de la Hostelería, una cita que desde hace cuatro años rinde homenaje a todos los hosteleros y se celebra cada segundo martes de octubre.

Cocina con estrella Michelin para pacientes del Hospital Universitario del Vinalopó

La cocinera ilicitana ha preparado una tapa especial para los pacientes ingresados que ha sido servida a aquellos pacientes sin restricción de dieta y que viene a demostrar que en los hospitales también se puede comer nutritivo y rico. En concreto, Susi Diaz ha servido a los pacientes un éclair de cítricos, un postre relleno de crema cítrica, con cobertura de chocolate blanco y polvo de plata.

 

Esta iniciativa se ha llevado a cabo en 5 hospitales de toda España de la mano de chefs locales de reconocido prestigio galardonados con estrellas Michelin. En total, se han repartido 540 tapas para los pacientes de los hospitales Universitario del Vinalopó y General de Elche (Alicante), Los Arcos del Mar Menor (Murcia) y Severo Ochoa e Infanta Leonor (Madrid).

Clases Magistrales

Para la ocasión, los cocineros y personal de cocina del Hospital del Vinalopó han recibido una clase magistral liderada por la chef ilicitana.Esto ha permitido, por un lado, que los pacientes disfruten del sabor de la alta gastronomía y, por otro, garantizar que sus necesidades nutricionales sean cubiertas de acuerdo a sus condiciones de salud.

El servicio de cocina

La cocina del Hospital Universitario del Vinalopó se encarga de preparar los menús diarios de pacientes hospitalizados en el centro acorde a las patologías que padecen. Cabe destacar que el servicio de Nutrición elabora las distintas dietas que abarcan todo tipo de necesidades.

En el caso de pacientes con dieta basal y de 1.500 calorías, y cuya alimentación no influye en su patología, se ofrece la posibilidad de elegir el día previo para las comidas principales entre 3 primeros platos y 3 segundos, además de poder elegir entre 3 tipos de postre.

En el caso de los menús pediátricos, en principio se ofrecen los mismos platos que en el de adultos pero siempre se intenta que haya platos del agrado de los más pequeños y si no coinciden, se cambia y adaptan a los menores ingresados.