Los distintos destinos más Zen con más estudios de yoga para mimar tu cuerpo. El podio español lo encabezan Santa Cruz de Tenerife, Granada y Pamplona

El yoga es una tradición milenaria surgida en India hace entre 3000 y 6000 años, que ayuda a cultivar cuerpo, mente y alma, y no ha cesado de ganar adeptos en España en la última década más Zen.

No es de extrañar, ya que ofrece beneficios que ayudan a contrarrestar los grandes males de la sociedad occidental: el estrés y el sedentarismo.

Un bálsamo más que necesario en el país europeo con la tasa más alta de estrés laboral, donde 17 millones de habitantes reconocen ser sedentarios y 7 millones ni se mueven.

Se trata, además de una práctica muy accesible, que no exige estar en forma para iniciarse, ni gastar mucho en equipamiento.

Será por eso que incluso las celebrities se animan a practicarlo: Elsa Pataky, Judit Mascó, Verónica Blume o más recientemente Cristina Pedroche, cuyas posturas de yoga están causando furor en las redes.

Algunos se han lanzado incluso a compartir su afición por el Yoga con su perro, dando origen a la variante más original, el Doga (de ‘dog’, perro en inglés).

Debido a la gran popularidad de esta práctica milenaria, Holidu, el buscador de alquileres vacacionales, ha elaborado un ranking con las mejores ciudades españolas para practicar yoga usando los datos de Google para encontrar todos los estudios y su valoración media.

¡Estas son las ciudades más Zen!

1. St. Cruz de Tenerife: La brisa del océano, el solecito y unas temperaturas envidiables durante todo el año. El ritmo de la isla invita a tomarse todo con más calma y, además, el coste de la vida es, en general, un 21% más barato que en Madrid.

Por todo ello, Santa Cruz es el destino perfecto para unas vacaciones libres de estrés, y más aún, si te animas a practicar yoga en uno de sus 43 centros.

Lugar más Zen: Si el clima acompaña puedes poner a prueba tus conocimientos de yoga en el Parque Municipal García Sanabria, el pulmón de Santa Cruz, un parque bonito y tranquilo con fuentes, flores y árboles de muchos lugares del mundo.

2. Granada: Granada es una ciudad que tiene de todo y resulta cómoda, sin el estrés de una ciudad excesivamente grande, y con unos precios más que razonables.

Si quieres escaparte a la montaña tienes Sierra Nevada a 30 minutos y si el cuerpo te pide sol y playa tienes la Costa Tropical en otros 30 ¿Que más te hace falta para dejar el estrés atrás? ¡Pues una buena sesión de yoga en uno de sus 47 centros! Lugar más Zen: Si el clima acompaña te recomendamos que te acerques al Mirador del Barranco del Abogado, a unos 15 min andando desde la Alhambra, para hacer tus posturas de yoga en un ambiente relajado, lejos de las aglomeraciones de turistas y con toda Granada a tus pies. Las mejores vistas son al atardecer.

3. Pamplona: La capital de Navarra es, según una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la localidad más tranquila para vivir en toda España.

Además es una alegría para la vista, con su hermoso casco viejo, y para el paladar, con sus vinos Denominación de Origen de Navarra y sus quesos Idiazábal y Roncal.

Y para terminar de cuidarte ¡pues una sesión de yoga en uno de sus 39 centros! Lugar más Zen: Si el clima acompaña, el lugar perfecto es el Parque de la Ciudadela, tranquilo, con entrada libre, jardines extensos y un encanto medieval y geométrico que saca tu lado más espiritual.

4. A Coruña: La costa gallega con sus faros y sus paisajes naturales inspiran serenidad y la gastronomía tradicional te hace la boca agua sin tener que renunciar a comer sano: centollas, nécoras, vieiras, berberechos, almejas, navajas…

¡Aquí el sabor del mar se apodera de la mesa! Qué más puedes hacer para darle a tu cuerpo un merecido descanso… pues tu práctica favorita.

En A coruña puedes escoger entre 45 centros de yoga. Lugar más Zen: Si hace bueno, te puedes acercar al Parque de Santa Margarita, un enorme espacio verde cerrado al tráfico donde relajarte y dar rienda suelta a tu pasión por el Yoga, dar un paseo o leer un libro. Sencillamente ¡un jardín hermoso que enamora!

5. San Sebastián: Resulta difícil no rendirse ante los encantos de esta ciudad sofisticada y serena a orillas del Cantábrico, su hermosa bahía circular de arenas blancas y aguas cristalinas invita a pasear, incluso en invierno.

Es una ciudad majestuosa sin una excesiva afluencia de turistas, con un tamaño manejable que hace que sea fácil de visitar y una gastronomía de estrella Michelín ¡nada menos que 16 de ellas acumula ya!

¿Qué mejor lugar para liberar estrés y darte un capricho? Puedes hacerlo en uno de sus 34 centros de yoga. Lugar más Zen: Si el clima acompaña, te recomendamos que vayas al Parque Cristina Enea, cerca de la Estación del Norte.

No tienes que recorrer grandes distancias para llegar a este oasis de paz completamente ajeno al ajetreo de la ciudad, con el toque exótico y romántico que le dan los cisnes y pavos reales que habitan en él y la hermosa arquitectura de su edificio central.

Si prefieres una sesión de Yoga en playa te puedes acercar a Zurriola, la playa de los surferos, es mucho menos frecuentada que la de la Concha y la brisa marina es igual de relajante.