La irrupción de los asistentes de voz está teniendo un papel crucial para que los hogares españoles “se abran” a la casa inteligente

Si 2018 fue el año de los asistentes de voz para el hogar, 2019 está llamado a ser el de la casa conectada.

La irrupción de los voice assistants, iniciada por Amazon con Alexa y a la que se sumaron Google y Apple, llegaron para facilitar el día a día de los usuarios y además ser el dispositivo aliado de la casa inteligente.

Los asistentes de voz, y, por ende, los altavoces inteligentes, se han convertido en todo un fenómeno gracias a sus amplias funcionalidades, además de ser los nuevos impulsores de ventas en tecnología de consumo.

De hecho, estos productos han figurado entre los regalos navideños más codiciados: más de 1,3 millones de españoles pensaron en comprar un altavoz inteligente durante Black Friday y Navidad, según el último informe de Ymedia sobre asistentes virtuales.

Principales motivos

El motivo: la lista de comandos que comprenden estos altavoces inteligentes está en continuo crecimiento.

Y es que, además de contar con las funciones usuales de un altavoz, permiten realizar tareas como conocer horarios de películas, conciertos y eventos deportivos, hacer un seguimiento de los pedidos online, encontrar recetas e instrucciones audibles paso a paso e incluso pagar facturas.

Además, los asistentes de voz han tenido un papel crucial a la hora de convertir el hogar en inteligente. Hasta ahora, la casa inteligente se concebía como algo costoso y complejo.

Ahora, con la irrupción de los asistentes de voz, cualquier persona puede ver que de manera sencilla pueden controlarse acciones y dispositivos de forma remota.

A partir de ahí, el usuario quiere más, no quedarse en poner tu canción favorita o escuchar una receta mientras cocinas.

Si unimos el potencial de los asistentes de voz, con el de dispositivos inteligentes, es posible controlar dispositivos electrónicos de tu hogar como la iluminación, la calefacción o el aspirador y además, crear rutinas, una serie de tareas con un solo comando que establece el usuario.

Ejemplos de uso

Por ejemplo, al decir “buenas noches”, el asistente se reproduce una escena que he configurado previamente y apaga las luces, activa la alarma y configura la cafetera para que se encienda a una cierta hora.

Más ejemplos: pedir automatizar el «modo relax» en el salón para que el hogar baje la iluminación, active el difusor de aromas y encienda la plataforma de streaming favorita del usuario para disfrutar de un momento único.

En este sentido, los productos Smart Home de SPC, compatibles con Google Assistant, Alexa de Amazon, Android, iOS e IFTTT, han abierto nuevas opciones que permiten automatizar la casa de una manera sencilla, mejorar su eficiencia energética y controlar la mayoría de los dispositivos electrónicos de forma eficiente, accesible y sin obras.

Nueva gama de Smart Home

SPC lanzó su nueva gama de Smart Home el pasado mes de septiembre, de la mano de la compañía Tuya como proveedor tecnológico.

La solución diferencial que SPC ofrece en exclusiva al mercado español se caracteriza por ser una solución abierta, que permite que, cualquier dispositivo pueda convertirse en inteligente, pudiendo sumar más y más productos al ecosistema de nuestro hogar, amplificando las posibilidades de automatización de un modo exponencial.

Gracias al diferencial y potencial de esta solución, sus dispositivos también se hicieron hueco en la lista de regalos navideños más populares.

Según las estadísticas de SPC y de la aplicación que gestiona sus dispositivos inteligentes, SPC IoT, entre el 30 de noviembre y el 15 de enero se activaron un 101% más de dispositivos que en períodos anteriores De hecho, un 6,2% de las activaciones provenían solo del día de Reyes, un 44,7% más que cualquier otra fecha del mismo periodo.