La Coral Catedralicia interpretará este fin de semana en las celebraciones con motivo de la solemnidad del Corpus Christi obras del músico de Aldaia Pascual Fuentes en el tercer centenario de su nacimiento.

Este sábado durante las solemnes vísperas pontificales se interpretará un «Magnificat» a siete voces con continuo. Y el domingo, durante la misa pontifical se interpretará el villancico «Querubines encendidos» para tiple solista y coro con continuo. Ambas obras transcritas expresamente para estas celebraciones, según ha indicado Luis Garrido, director de la Coral Catedralicia.

Pascual Fuentes (Aldaia 1721-Valencia 1768) fue maestro de la capilla de la Catedral entre 1757 y hasta su muerte y «es una figura clave en el devenir musical valenciano del siglo XVIII», ha añadido.

El archivo musical de la Catedral de Valencia conserva más de 200 obras del maestro de Aldaia que demuestra su labor. No sólo en la Catedral de Valencia, sino también en la antigua iglesia de San Andrés. Hoy en día de San Juan de la Cruz. Donde estuvo diez años también de maestro de capilla antes de pasar a la Catedral de Valencia.

Las copias

También existen copias de sus obras en la archivo de la capilla de Corpus Christi, en la Biblioteca de Catalunya, y en archivos musicales de El Escorial, Girona, Orihuela y Segorbe, entre otros, demostrando la importante difusión de sus obras.

Destacan dos curiosidades del maestro Fuentes. Una de ellas es que siendo maestro de capilla de la Catedral de Valencia tuvo de alumno al compositor de óperas y ballets Vicente Martín i Soler (1754-1806). Conocido internacionalmente como «Martini el valenziano».

La otra es que es el autor de la primera misa escrita expresamente a la Virgen de los Desamparados. Que data de 1767 y que conmemoró el primer centenario del traslado de la Virgen a su actual capilla, la Basílica.