Alerta sanitaria por miles de peces muertos

Uno de los efectos de la borraca «Gloria» ha sido el fuertísimo oleaje. Este oleaje ha marcado en la bova de Valencia una altura récord de 8,77 metros de altura. Algo insólito en el Mar Mediterráneo y más extraño en las costas valencianas.

Este fuerte oleja ha tenido muchas consecuencias, como el arratre de una piscifactoría hacia las costas del Perellonet, Perelló y Cullera.

Piscifactoria que ha aparecido en varios puntos

Así, en la costa del perellonet ha aparecido una de las piscinas, mientras que hay otra frente a las rocas del faro de Cullera. Pero lo peor es que el fortísimo oleaje ha arrastrado miles de peces hacia la arena. Así, entre Cullera, Mareny, Perelló, Perellonet y Pinedo hay miles de peces muertos en la playa.

También en las calles y carreteras que el oleaje penetró y llevó suciedad acumulada a las calles.

Los vecinos del Perellonet en las urbanizaciones, en los bajos tienen cientos de peces. Así como en calles, aparcamientos, jardines y paseos marítimo. Se acumulan junto a piedras,  y restos de todo tipo.

Dificil tarea que ha de ser inmediata

Los restos de infraestructuras de las playas se acumulan, desde torres de vigilanca de socorrismo abatidas, como piedras y restos de pavimentos y muretes en los paseos marítimos. también hay frutas, verduras, peces y restos de cañas y pesca. Todo se acumula hasta donde llegó el agua del mar.

Ahora ante la posible salida del sol que se espera por fin para hoy, puede causar los primeros problemas sanitarios, por lo que es necesaria una rápida actuación de limpieza. Preocupa especialmente los miles de peces muertos, algunos de ceca de medio metro, que se acumulan en dunas, calles, carreteras, rocas y playas.