Los taxistas se enfrentan a multas e inmovilizaciones ilegales de sus vehículos, debido a los retrasos en la entrega de sus tarjetas identificativas por parte de Conselleria

La dejadez de funciones de la Administración Autonómica se traduce en multas, paralización de taxis y conductores tratados en ocasiones como delincuentes, que no pueden trabajar durante días por no haber recibido a tiempo un “cartón” que se podría imprimir en 5 minutos

La Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi denuncia la situación que está viviendo el sector los últimos meses con multas interpuestas por la Policía Local y la paralización ilegal de sus taxis, por no haber recibido las tarjetas identificativas como conductores, solicitadas en tiempo y forma a la Administración Autonómica.

Y es que, la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad acumula meses de retraso en la emisión de unas tarjetas identificativas, que deberían llegar antes de que el documento provisional de 15 días hábiles deje de tener validez, pero tristemente la realidad no es esa. Y no sirve de excusa la situación actual por el Covid-19, porque muchas de las solicitudes se presentaron meses antes de la pandemia.

“Somos muchos los taxistas que estamos reclamando todas las semanas nuestro documento identificativo por miedo a sanciones, pero hacen caso omiso, alegando que están saturados»

“Somos muchos los taxistas que estamos reclamando todas las semanas nuestro documento identificativo por miedo a sanciones, pero hacen caso omiso, alegando que están saturados, que sólo disponen de una persona para poder tramitar todas las tarjetas, que no dan abasto … sin preocuparse siquiera en dar una solución temporal: una normativa que amplíe los plazos del documento provisional o, como mínimo, avisando a la policía de este problema administrativo para que los taxistas, encima de la situación económica que estamos viviendo, no tengamos que ir con miedo como si fuéramos delincuentes cuando nos paran en un control o tengamos que perder días enteros de recaudación injustamente por tener el vehículo inmovilizado hasta nueva orden”, asegura la presidenta de la Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi, Isabel Segura.

La dejadez de funciones de la Administración Pública Valenciana la está sufriendo nuevamente un sector duramente golpeado durante los últimos años por el Consell, que ahora está soportando un castigo extra no merecido por no haber recibido un cartón identificativo que pueden imprimir en 5 minutos.

“A los hechos me remito, no tiene nadie que contármelo, lo he vivido en primera persona esta semana”, manifiesta Isabel Segura, tras sufrir un desagradable episodio con un policía, afortunadamente no todos son iguales, y acudir a pedir explicaciones de lo sucedido a la Central de la Policía Local de Valencia.

“Tras entregar a un agente la documentación en regla, quejarme por el trato recibido por uno de sus compañeros, han tardado escasos minutos en llamarme para que acudiera al PROP a recoger la tarjeta que Conselleria acababa de preparar… ¿De verdad que si quieren cuesta sólo unos minutos tenerla lista?”, explica indignada Isabel.

La Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi se ve en la necesidad de hacer pública esta situación porque no es la primera vez que sucede

Exigiendo además al Consell que tome cartas en el asunto, que solucione la demora actual en la entrega de estos permisos para que ningún taxista tenga que pasar nunca más por esto.

Lo que están consiguiendo es que muchos taxistas tiren la toalla. Están hundiendo al sector poco a poco con normas estrictas, regulaciones imposibles, pérdida de licencias legales, controles policiales, multas injustas y, en cambio, están permitiendo a las VTC campar a sus anchas, sin control alguno, captando ilegalmente clientes en las paradas de taxi cuando la ley lo prohíbe, sin que pase absolutamente nada. “Incluso tenemos que aguantar día a día la provocación de sus conductores que saben que es ilegal lo que hacen, pero que cruzan el límite, teniendo claro que la policía va a hacer la vista gorda porque cumple órdenes de arriba, por mucho que nosotros denunciemos y lo hacemos todos los días, así de injusto”, insiste Isabel Segura.

“¿Qué intereses tiene Conselleria en todo esto?, ¿por qué quiere acabar con el taxi si de verdad somos un servicio público esencial y beneficiar a los vehículos de transporte con conductor?…

Desgraciadamente nos encontramos ante una vulneración constantemente de nuestros derechos y vamos a requerir que se depuren responsabilidades políticas”, concluye la Presidenta de la Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi.