Los dos cuerpos policiales se coordinarán para prevenir los delitos

Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia, y el subdelegado del Gobierno, José Roberto González Cachorro,  se reunieron el viernes pasado. Esa reunión se produjo en la Subdelegación del Gobierno en Valencia junto a Ignacio del Olmo, comisario provincial de Policía Nacional, y José Vicente Herrera, comisario jefe de la Policía Local de Valencia. Una reunión que sirvió para coordinar conjuntamente los efectivos de ambos cuerpos y mejorar la convivencia y trabajar en la prevención de delitos.

Ya que según los datos del Ministerio del Interior la delincuencia en Valencia ha aumentado en los últimos meses.

Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia, se ha mostrado convencido de la iniciativa.  “Se va a mejorar una coordinación, que ya es muy buena, con la Policía Nacional”. “Se afrontarán los problemas habituales de la ciudad de Valencia o los que surjan como consecuencia de diferentes hechos o acontecimientos”, ha añadido.

En esta reunión se ha acordado que los encuentros de coordinación  tendrán una periodicidad mensual y trimestral. En ellos se  abordarán los problemas intrínsecos de cada barrio y se aportarán las mejores propuestas para solventarlos.

Escasez alarmante de agentes de Policía Local

Lo que en realidad subyace es la escasez total de agentes de policía local, que ha pasado de una plantilla próxima a los 2000 agentes a poco más de 1400. Muchos de ellos con la nueva legislación pasarána  segunda actividad.

La plantilla de agentes está envejecida y va decreciendo a un ritmo elevado y progresiva, uniendo a que las jubilaciones y prejubilaciones van aumentando año a año por ello.

Si a esto sumamos que desde 2015 las únicas oposiciones con cerca de 30 plazas aún no se han incorporado el problema se agrava.

La colaboración entre cuerpos es la única solución a la escasez de agentes

Los agentes de Policía Nacional también se hallan faltos de personal. De hecho este fin de seman de las elecciones, muchas unidades se desplazaron a Barcelona y Catañuña enviadas por el Ministerio del Interior. Esto provocó una vulnerabildad de la Ciudad y el área metropolitana que tenía agentes doblando y en un número muy reducido.

Por todo ello. es necesaria una mejor coordinación, se venda comos e venda, es la única solución para combatir la delincuencia dada la escasez de agentes en las calles.