Esta semana viviremos más concentraciones a favor del ya calificado por muchos como «misógeno violento» Pable Hasel. Un personaje que se escuda en sus canciones para emitir mensajes misógenos y violentos, de hecho ya ha tenido hasta 4 condenas.

Enaltecimiento del terrorismo de ETA, Grapo, Terra Lliure o Al Qeda. Coacciones a un testigo, amenzas, incluso agresiones a periodistas. Además de los insultos a la Corona. Un amplio historial de violencia verbal que se disfraza de canciones de rap.

Los antisistema buscan la violencia

Así, grupos antisistema de corte violento o radical siguen en las redes sociales justificando una violencia para conseguir sus objetivos. No se cortan en decir que hace falta «una lucha armada»

«Los disturbios son legítimos porque vivimos en una situaciónd e agresión constante, son la respuesta al encarcelamiento de Pedro Hasel»

Odio a la policía

Desde los grupos como los anarquistas del Cabanyal, próximos a Compromís, se jactan de los policias, «lágrimas de madero, qué ricas, qué buenas». Mofándose de la concentración de Jupol del viernes contra las palabars del alcalde de Valencia Joan Ribó.

Llamamientos al odio y la violencia desde colegios

Desde colectivos de colegios llaman directamente a la violencia, como es éste de Benimaclet, que justifica la violencia y llama a que la libertad se adquiere conquistándola. Un lenguaje bélico y que incita al odio y la violencia desde comunidades educativas.

Los medios independentistas catalanistas señalan

Para acabar este circo, medios radicados en Cataluña de corte independentista señalan a autoridades y agentes de policía sin discriminación desde fuera de als fronteras de la Comunitat Valenciana. Unos señalan y otros actuan.

Amenazan que ésto no ha acabado

Así, los propios organizadores advierten y amenazan que esto no ha acabado.

«Atentos a las próximas convocatorias» dicen a sus seguidores. De hecho esta misma semana ya han convocado en Gandía los mismos colectivos.

Entidades que apoyan esta violencia y cargan contra la policia

Un listado de 52 colectivos encabezados por Entre Barrios y Per l’Horta, ambas muy vinculadas a Compromís. especialmente Per l’Horta que ha contado en numerosas ocasiones con presencia de Ribó y de Grezzi en sus acciones y con colaboraciones desde el Ayuntamiento de Valencia. Firman un manifiesto contra la policia y hablan de «brutales agresiones». Aún no se conoce ningún comunicado de estas entidades denunciando los 10 policías heridos o los periodistas agredidos.