El antiguo Puente de Hierro del término municipal de Vilamarchant continúa experimentando mejoras tras los trabajos de rehabilitación que se están llevando a cabo por la Concejalía de Turismo. Unas obras que lo convertirá en un punto turístico de gran importancia porque unirá diferentes localidades del Camp del Túria entre sí y con el Parque Natural del Túria.

Limpieza y adecuación de la estructura para convertirla en vía transitable

Tras las últimas jornadas ya se ha eliminado la pintura del puente que estaba suelta a falta de una zona específica en la que es necesaria una máquina de grandes dimensiones para alcanzar la parte inferior de la estructura. La próxima semana está previsto que se instale la plataforma ciclo-peatonal del puente construido en el siglo XIX para que pueda ser transitable.

En este suelo se marcarán las vías del tren para que los visitantes sepan por donde transcurrían cuando esta línea de Renfe que unía Llíria y Valencia permitía el transporte de mercancías y de ciudadanos. La plataforma ciclo-peatona lestará hecha de tramex que permitirá que no se almacene el agua y, además, se pueda ver lo que haydebajo. También habrá una acera para que los animales puedan moverse y las personas con vértigo no tengan problemas para cruzar el puente.

En palabras de Xavier Jorge, concejal de Turismo, “el objetivo de esta restauración es convertir al Puente de Hierro en un baluarte del turismo sostenible, natural y deportivo. Tanto en el ámbito local como comarcal, ya que se convertirá en un punto de encuentro de visitantes, turistas y vecinos de Vilamarchant”.

Con estos trabajos, que se han podido realizar gracias a una subvención concedida por Turisme Comunitat Valenciana por valor de 40.000 euros, se podrá atravesar el río para enlazar con la zona de la Rodana y el pueblo de Vilamarchant”, ha acabado el regidor.