El Palmar, El Saler, Perellonet, Perello y Mareny siguen con su lucha por la CV 500

Después de la tractorada el pasado 8 de noviembre, los vecinos y entidades de las poblaciones del Palmar, Saler, Perellonet, Perello y Mareny siguen esperando una solución. Después del proyecto para convertir la CV 500 en una «vía verde» de un único carril por sentido en la parte desde la salida de la Ciudad hasta El Saler. Unido al proyecto para «reducir la velocidad» hasta el tramo de la Gola de Pujol.

Los vecinos de los Pobles de l’Horta Sur claman contra el proyecto de la CV-500

A esto cabe sumar las más que rápidas obras en el entorno del Saler, donde un camión del Ayuntamiento de Valencia derribó la pasarela peatonal de «manera accidental» e inmediatamente se comenzaron las obras para instalar un semáforo en plena carretera.

El vicealcalde segundo Sergi Campillo y la concejala Beamud mintieron a los vecinos en el Pleno del mes de noviembre.

La CV500 un arma arrojadiza entre la Generalitat y el Ayuntamiento

Así, después del pleno tuvieron una tensa reunión con los vecinos allí congregados. En la misma señalaron toda la responsabilidad del proyecto en el Conseller de Infraestructuras. Posteriormente, el propio Conseller afirmó que era una idea, pero que partía del propio Ayuntamiento de Valencia.

Los vecinos reciben el apoyo del Senador Fernando De Rosa

Así, el Senador Fernando De Rosa, en una visita institucional al Perelló, se sumó al apoyo a los vecinos, de los que dijo «tienen derecho tanto todos los ayuntameintos como vecinos afectados a conocer la realidad del proyecto porque les afecta directamente». Apelando al diálogo entre administraciones.

Cabe destacar que el vicealcalde segundo de Valencia, Sergi Campillo, cargó duramente contra El Perelló diciendo que «ellos sí que ponen semáforos en la CV-500 y nadie les dice nada, pero si los ponemos Valencia ya somos malos». Incrementando la mala relación de ambas corporaciones municipales.

Igualmente el alcalde del Perelló afirmó que este es un proyecto que muestra «el sectarismo de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia».

Si el tema no se solventa los vecinos ya anunciaron una nueva tractorada.