Bajada de pantalones de Baldoví y Compromís ante Sánchez

Ayer en el Congreso se escenificó a la perfección lo que viene a denominarse una «bajada de pantalones» en toda regla. En la intervención del único diputado de Compromís, Joan Baldoví, bajó tanto sus expectativas que se convirtió en un actor secundario sin relevancia alguna.

El hooligan Baldoví, centró su intervención en criticar a las derechas, al PP, Vox y ciudadanos. De hecho fué implacable y les acusó de falta total de educación. Pero como dice el refranero español, «ningún joobado se mira su chepa». Fué más crítico y Sanchista que el propio Pedro Sánchez, olvidando una vez más, la desaparecida agenda valenciana.

La agenda valenciana olvidada

El propio Baldoví ha comunicado su voto afirmativo a la investidura. Un regalo de reyes, pero pidiendo muy poco a cambio, casi nada. de hecho en las propias palabras de Baldoví se ha visto esa bajada de pantalones literal.

«Esperamos que en 8 meses se empiece a hablar del nuevo modelo de financiación autonómica, y que en los presupuestos haya alguno de los puntos acordados con Compromís».

Un escándalo, de nuevo, un voto que no sirve para nada, porque no hay inguna concreción nuevamente, y sólo hacen referencia a que en un período dentrod el 2020 haya alguna propuesta sobre la mesa sobre el sistema de financiación autonómica. Nada de plazos ni concreciones, con lo que podemos llegar dentrod e cuatro años, a estar en el mismo punto que hoy, en nada.

Baldoví y Compromís una vez más olvida los intereses valencianos

De nuevo Compromís, una vez más, ha dejado pasar otra oportunidad de defender los intereses valencianos. Primero habló del «problema catalán», luego de la «tila para la derecha» y ahora asume que algo de lo que han dicho se puede llegar a cumplir. una estrategia muy desacertada propia de una clara incompetencia e inutilidad en el Congreso, donde son uno más, alguien que no defiende los intereses valencianos que nuevamente deberán de esperar.