Puig acepta la ayuda del Ministerio de Defensa y pide 150 rastreadores militares para la Comunitat Valenciana

El president de la Generalitat, Chimo Puig, ha anunciado que el Consell, a través de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, realizará la petición de 150 rastreadores del Ejército a la Delegación del Gobierno. Para intensificar las labores de detección precoz del coronavirus en la Comunitat Valenciana.

Inicialmente serán utilizados para el Área Metropolitana de Valencia

Según el máximo responsable del Ejecutivo autonómico, el apoyo de los rastreadores militares se orientará, «en una primera fase», al trabajo en Valencia y su área metropolitana. Esta zona es «donde se residencia el mayor número de casos«.

El President Puig ha explicado que se prevé que otra parte del contigente solicitado se destine «como grupo de acción directa». Será para aquellas zonas de la Comunitat Valenciana en que se puedan producir brotes suficientemente importantes para contar con esta colaboración del Ejército. Un apoyo que ha definido como «muy positivo» para el interés general.

Reunión del CECOPI en el palau de la Generalitat Valenciana

Reunión del CECOPI (Centro de Coordinación Operativa Integrada)

Puig ha realizado estas declaraciones en su comparecencia ante los medios de comunicación tras la reunión mantenida en el Palau de la Generalitat con representantes de los organismos que integran el Centro de Coordinación Operativa Integrada (Cecopi). Un encuentro al que han asistido además del President:

  • La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero.
  • Gabriela Bravo,consellera de Justicia, Interior y Administración Pública.
  • El presidente de la Federación Valenciana de Municipios y provincias, Rubén Alfaro.
  • Responsables de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

20.000 denuncias practicadas en la Comunitat Valenciana en un mes

El jefe del Consell ha informado también sobre el primer mes de funcionamiento del régimen disciplinario y sancionador aprobado por el Consell. «En estos momentos se han producido alrededor de 20.000 denuncias en el ámbito de la Comunitat Valenciana«, ha detallado Puig.

Puig además, ha subrayado que se va a continuar trabajando «conjuntamente» y se profundizará en la labor de «control» por parte de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Policía Local y Policía Autonómica. Todo ello para asegurar el seguimiento «de las medidas que van a protegernos a todas y todos: uso de la mascarilla, distancia social y cumplimiento de normas en lugares con determinadas restricciones«.

Puig sigue valorndo positivamente la posibilidad de Estados de alarma «autonómicos»

Respecto a las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, el jefe del Ejecutivo valenciano, ha valorado la posibilidad de solicitar la declaración del estado de alarma por parte de las comunidades autónomas. Pues, en su opinión, «garantiza una vía de seguridad jurídica y de iniciativa política por parte de las autonomías para desarrollar un proyecto de protección y seguridad«.

 

Apoyo de los ayuntamientos

El jefe del Consell ha destacado el papel «fundamental» de los ayuntamientos para el desarrollo de las diferentes actuaciones. «Muy especialmente de las políticas de prevención y seguridad frente a la covid«.

En este sentido, el President ha aludido a la oferta de colaboración de los consistorios y autoridades locales de la Comunitat Valenciana, realizada por el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, Rubén Alfaro, ante la vuelta a las aulas en las próximas semanas.

«La labor de la Federación es muy importante dando apoyo a los consejos escolares y la dirección de los centros«, ha afirmado Puig. Quien ha agradecido el «gran esfuerzo de adaptación» de los colegios e institutos.

«La Federación y los ayuntamientos pueden apoyar en distintas acciones para garantizar la máxima presencialidad, la máxima seguridad y la máxima capacidad de desarrollo de una actividad educativa que es fundamental y es la base del progreso de una sociedad como la valenciana«, ha concluido Puig.