«Chau» Diego, se murió el futbol.

Se fué Diego y nos dejó huerfanos de ídolo en lo que respecta a «lo futbolero».

Se fué Diego… pero no de 60 defensores para acabar embocando a gol un pedazo que cuero que englobaba el sueño de todos los aficionados… se fué el Diego para siempre.

Diego siempre estuvo solo, no lo cuidó nadie, siempre lo rodearon para aprovecharse de ese tipo al que dieron una patada en su barrio y lo enviaron a lo más alto del mundo, donde a él le tocó «bancarsela» solito.

Solito como en el mundial del 86, donde fue abandonando 1 a 1 a los bravos defensores ingleses para firmar el gol jamás soñado por cualquier niño. Dentro de todos a los que nos gusta o apasiona el fútbol, tenemos grabada la narracion de de Victor Hugo Morales de aquella obra maestra que el Diego nos regaló. Por si aquello no era suficiente en ese mismo partido se vió «la mano de Diós»… Otra genialidad.

Entrenó a conciencia para aquel mundial… y se notó… busquen el partido contra Bélgica… rodeado de buenos futbolistas, pero no de los mejores, levantó la copa del mundo «lo mas lindo para un futbolista, saber lo que pesa la copa de campeón» .

«Chau» Diego, se murió el futbol.

La rompió donde jugó… El gran ejemplo… El Napoles… Más tuercebotas juntos es dificil de concebir, hasta que llegó el Diego, posiblemente eran buenos futbolistas, pero la sombra del 10 eclipsaba y empequeñecia a sus compañeros… la gran pasíon del Diego, sus compañeros a los que cuidó en cada club y que los hacia suyos.

Pero llegó el 90 y «Ay! Amigo»… «Caro Amico»… Napoles dividida ante aquella semifinal Italia-Argentina… El Diego enfadado ante los pitos al himno Argentino en «su casa»… 1-1… 4º Penalti y el Diego para dentro… Luego ya se encargó Goycochea de «atajar» el siguiente…

En cambio otro Goikoetxea (se escribe diferente pero suena parecido) años antes , cuando D10S jugaba en el barcelona, le propinó la patada mas comentada y condenada en la historia del fútbol… años más tarde cuando el 10 jugaba en el Sevilla coincidieron en Bilbao y terminaron tomando un café, eso deja constancia de la calidad humana del Diego.

El Diego, cuando los campos de futbol en las areas eran marrones, cuando no habia tanta preparación y medios como en el futbol de élite actual, cuando los centrales y mediocentros no tenian otro cometido que hacer cumplir la ley de «o pasa el balón o el delantero»… Ahí fue donde él… El Diego, El cebollita, el barrilete cósmico, el pibe de oro… se erigió en el mejor de todos los tiempos… Diego Armando Maradona.

Las drogas, los positivos, la mafia… todo es historia de Maradona … A nadie dejó indiferente, ni dentro ni fuera de la cancha… mil cosas no habrán gustado del Diego… yo prefiero quedarme con el fútbol, donde fué y será el mejor… El grito cara a la camara en el mundial de USA despues de su gol a Grecia… al dia siguiente ya saben… o no sabemos la verdad del todo.

«Chau Pibe» Gracias por tu futbol y por la poesía con la pelota.
Grande Diego… D.E.P. 10
Adolfo Tena, Tecla a Tecla