El jugador belga del Valencia Basket Sam Van Rossom es el ganador final de la octava edición del Trofeo al Esfuerzo en su categoría masculina, reconocimiento que otorga la afición taronja votando durante la fase regular de la competición después de cada partido.

El base taronja ofrecerá a la afición este galardón diseñado y elaborado de nuevo por los chicos y chicas de la Fundación Roig Alfonso en la previa del partido del viernes ante el Unicaja

La afición del Valencia Basket ha elegido jornada tras jornada al jugador que en su opinión más se ha esforzado en cada encuentro a través de sus votos en la web oficial del Valencia Basket. Sam Van Rossom se ha proclamado vencedor de este galardón por un estrecho margen, superando en la votación final a Will Thomas y Bojan Dubljevic, segundo y tercero respectivamente.

De esta forma, en su sexta temporada en el Club, el director de juego belga une su nombre al elenco de ganadores al ser considerado el jugador que mejor representaba los valores del Club en opinión de los seguidores.

El acto de entrega de este reconocimiento ha comenzado con las palabras del consejero delegado de Valencia Basket Paco Raga, que ha señalado que “por octava temporada consecutiva nuestros aficionados han premiado al jugador que en su opinión mejor ha encarnado los valores de la Cultura del Esfuerzo en una temporada con un comienzo complicado pero en la que la confianza depositada en este grupo de jugadores y técnicos ha traído como consecuencia un crecimiento exponencial que ha llevado a este grupo a conseguir el campeonato de la Eurocup y a cumplir con el objetivo de clasificarse para la próxima edición de la Euroliga”.

El dirigente taronja destacó “el hambre que tras el título ha seguido mostrando este equipo para seguir alcanzando metas y terminar entre los cuatro primeros al final de la Liga Regular por novena vez en diez años” y se mostró confiado “en que la Fonteta seguirá mostrando su apoyo tanto al ganador cuando le ofrezca este galardón antes del partido del viernes como al resto del equipo a lo largo de todo el Playoff”.

Posteriormente ha tomado la palabra Arantxa Roig, directora de la Fundación Roig Alfonso, que tras felicitar al ganador y al equipo por una temporada magnífica y desearle suerte a la plantilla, ha querido recalcar que “este trofeo está hecho con mucho cariño.

Y además este año tuvimos la suerte de tener a la visita de nuestros capitanes, que nuestros chavales la vivieron encantados y tienen un recuerdo para siempre.

Y no solo vinieron, sino que les vieron trabajar y colaboraron en la culminación de los dos trofeos.

Este galardón simboliza unos valores que compartimos plenamente como el esfuerzo, la constancia y la perseverancia. Y desde la Fundación Roig Alfonso seguimos luchando para dar mayor visibilidad a las capacidades de las personas con diversidad funcional”.

Por último, el flamante ganador de la octava edición del Trofeo al Esfuerzo en categoría masculina Sam Van Rossom ha sido honesto al reconocer que “no me lo esperaba pero estoy muy contento. El reconocimiento de la afición siempre está muy bien y estoy agradecido de que me han dado este plus.

Para mí este trofeo en todos los años en los que he estado aquí ha sido de todo el equipo. Todos los jugadores de nuestra plantilla se merecen un reconocimiento por su esfuerzo”

Sobre la eliminatoria de cuartos de final del Playoff de la Liga Endesa ante el Unicaja, que comenzará el viernes a las 19:15 horas en la Fonteta, el director de juego belga Van Rossom ha destacado que “estamos compitiendo muy bien últimamente, hemos ganado ocho de los últimos nueve partidos incluyendo un tramo final muy difícil. El equipo está en un buen momento, con mucha confianza para afrontar el Playoff.

Todo el año hemos luchado para tener el factor cancha en los cuartos de final, tenemos que aprovechar esa ventaja.

El ambiente en la Fonteta va a ser un elemento muy importante, como en cada eliminatoria de Playoff que hemos jugado. En esta eliminatoria ante Unicaja va a ser muy importante que la Fonteta esté con nosotros y con la gente a nuestro lado vamos a intentar llegar a las semifinales”.

Octavo ganador diferente en ocho ediciones

Sam Van Rossom une su nombre al de los siete anteriores ganadores de este reconocimiento de la Afición taronja al Esfuerzo y el Trabajo realizado en beneficio del equipo durante una temporada completa. Antes que él fueron reconocidos por la Fonteta el ala-pívot francés Flo Pietrus (2012), el ala-pívot norteamericano Justin Doellman (2013), el alero centroafricano Romain Sato (2014), el escolta Pau Ribas (2015), el pívot Bojan Dubljevic (2016), el alero Fernando San Emeterio (2017) y el capitán Rafa Martínez (2018). En la actual temporada se ha estrenado también este reconocimiento en categoría femenina, proclamándose ganadora del Trofeo al Esfuerzo de la temporada 2018-19 la base Anna Gómez.

Un diseño continuista pero único para el Trofeo al Esfuerzo

El galardón de esta edición del Trofeo al Esfuerzo mantiene su confección a partir de diferentes piezas de cerámica unidas mediante la técnica del trencadís, como representación de que la labor de equipo se basa en la agrupación de muchas piezas diferentes unidas para lograr los objetivos comunes. Y también la autoría, que en este caso vuelve a recaer en los chicos y chicas de la Fundación Roig Alfonso. La principal novedad y lo que convierte a este galardón en una obra única es que los responsables de su realización han ido añadiendo una pieza de cerámica por cada mil votos recibidos hasta completar el diseño definitivo. La Fundación Roig Alfonso es una entidad con fines sociales y sin ánimo de lucro que se dedica a la integración socio laboral de las personas con discapacidad intelectual desde hace más de 30 años.