Valencia suspende la Noche de San Juan y la Conselleria aconseja se regule con acceso controlado

La Ciudad de Valencia, en la Comisión de Seguimiento del COVID-19 donde están representados Compromís y el PSPV decide suspender la tradicional Nit de San Joan.

El Ayuntamiento de Valencia suspende la asitencia a las playas «por razones de seguridad, para evitar las aglomeraciones de personas que puedan suponer un perjuicio para la salud pública y para el control de la pandemia«.

El vicealcalde, Sergi Campillo, ha explicado, al término de la reunión de la Comisión, que se ha optado «por la opción más prudente, en la misma línea de suspensión de otras fiestas de este año, como las Fallas o la Fira de Valencia».

Campillo anuncia un dispositivo policial especial para «controlar» la presencia ciudadana.

«Hemos decidido que este año, dado que se han suspendido las Fallas y las fiestas también en otros lugares, como de hecho las Hogueras de San Juan en Alicante. Lo más prudentes es suspender y no celebrar la Nit de Sant Joan en Valencia», ha anunciado Campillo.

El vicealcalde ha explicado que la Policía Local ya está elaborando un dispositivo especial, tal como ha explicado el concejal Aarón Cano ante la Comisión, con el objetivo de controlar la presencia de la ciudadanía en las playas en esa jornada y favorecer los comportamientos de distancia social y seguridad.

Campillo de nuevo manipula los datos a su favor para no reconocer los errores pasados

Campillo ha recordado que en los años precedentes, el Ayuntamiento suspendía, de manera temporal, la prohibición de encender hogueras en las playas del Norte (en las del Sur la prohibición no se levanta, ya que se trata de un entorno natural protegido).

Esto no es del todo certero, ya que de hecho se recogieron residuos de hogueras el año pasado en las playas donde «se suponía estaba prohibido encender fuego». De hecho la falta total de vigilancia en las playas del entorno del paraje natural permitieron hogueras y botellones. Puesto que tan sólo existían algunas patrullas policiales en los accesos, que fácilmente eran burlables por la población.

No se repartirá leña, y por tanto no se permitirán hogueras ¿Qué prohibiciones y medidas cohercitivas se tomarán?

No obstante, ha matizado el concejal, dado que este año la fiesta queda suspendida, para esa jornada regirán todas las normas de una jornada normal y, obviamente, tampoco se repartirá leña. «A criterio del gobierno local, sería poco explicable permitir una celebración que podría convertirse en masiva, como es la Nit de Sant Joan, y no hay más que recordar las imágenes de años anteriores que todos tenemos en la retina», ha explicado el vicealcalde.

Se desconoce qué medidas cohercitivas se tomarán al respecto para evitar botellones y concentraciones. De nuevo, se regula a medias sin clarificar nada al respecto por evitar decir claramente «se prohibe».

Un problema que se traslada a poblaciones cercanas

La falta de unidad de acción nuevamente puede trasladar el problema a otras poblaciones. De hecho la Consellera de Sanitat expresó que la Consellería aconsejaba «una modalidad regulada que garantice las medidas de distanciamiento social y seguridad». Aunque serña cada Consistorio Municipal el que regule este hecho.

Un problema en las poblaciones costeras. Que Valencia con sus 20 kilómetros de costa puede hacer que las cerca de 150.000 personas que acuden a la playa quieran acceder a als poblacioens cercanas, colapsando éstas.