Hoy en el Pleno Municipal de Marzo del Ayuntamiento de Valencia se ha debatido entre otras cosas una moción impulsada desde Ciudadanos para paralizar el proyecto de Penyaroja, dejando en suspenso la recalificación de terrenos en el barrio más poblado de Valencia.

Una recalificación que eliminará dos zonas, una era un espacio verde de más de 12.000 metros cuadrados y a escasos metros de la nave de hormigón de la Cross. La otra un terreno cedido por los vecinos como carga urbanística para dotaciones, estaba serigrafiado como terreno educativo.

En cambio, se edificarán más de 140 viviendas en dos torres de viviendas por parte de la constructora Guadalmedina.

La asociación de vecinos advierte que el Ayuntamiento se niega a negociar nada con los vecinos

El presidente de la asociación de vecinos en representación de sus más de 12.500 vecinos ha advertido al Ayuntamiento que si siguen con la recalificación y eliminando estas dotaciones públicas acabarán en los tribunales contra el Ayuntamiento de Valencia.

Ha demostrado que fruto de un proceso participativo muy ámplio han dado por resultado que más de un 99% de vecinos expresan nadie les ha consultado y el 98% se oponen a la recalificación.

Tárrega ha mostrado los dibujos de los sueños truncados de los niños en otro de los procesos participativos cn los 3 colegios de la zona. «Dejaréis al barrio sin dotaciones, sin jardín, sin biblioteca y sin centros culturales, sociales y sanitarios».

Sandra Gómez acusa a los vecinos y la oposición de querer eliminar viviendas públicas en otros barrios

Gómez, portavoz del PSPV y vice-alcaldesa volvió a recurrir a que «esto es culpa del PP y viene por Tabacalera».

Sandra Gómez asegura que «ejecutar la Sentencia de Tabacalera dictada por el TSJCV es cerrar el principal centro de trabajo del Ayuntamiento, las instalaciones de Tabacalera». Una mentira, ya que la Sentencia dice que se reconstruyan las naves derruídas que hoy en día ocupan jardines ( naves laterales) y una edificación y un solar en la parte posterior.

Gómez tira de demagogia y añade que deberán pagar 55 millones a la constructora Guadalmedina que es lo que solicita por no hacer las viviendas que debería haber hecho en la parcela. Una cantidad que va subiendo o bajando según la rueda de prensa de Gómez a la que se asista. Lejos de la realidad.

Además, asegura que PP y Ciudadanos quieren tarsladar la edificabilidad a otros barrios obreros para castigarlos. Justo lo que ella misma hace en PenyaRoja. Olvida que hay 12.500 vecinos a los que ella misma castiga.

Narciso Estellés de Ciudadanos recrimina la actitud de Gómez

Desde Ciudadanos, Narciso Estellés recrimina a Gómez que en 5 años las viviendas públicas construídas son 0 en Valencia. recuerda que en anterior mandato, el anterior concejal de urbanismo el señor Sarriá ( PSPV) sí que reconoció que noiba a trasladar esa edificabilidad a Orriols.

Recuerda Estellés el caso del PAI de Benimaclet, paralizado cuando está en pleno estado de ejecución, mientras que no cambia este plan para PenyaRoja cuando sólo está en fase de planificación. Esto establece un agravio comparativo de la propia Gómez con los vecinos según de qué barrio sean.

Ferrer San Segundo del PP le recuerda que hay otras opciones y que Gómez no quiere hablar con los vecinos

Desde el PP, la concejal Ferrer San Segundo recuerda que tan sólo ha habido una única reunión el 1 de junio de 2020 con los vecinos. «Cuántas veces se ha puesto usted en contacto conellos desde el 1 de junio de 2020?. Le respondo yo: NUNCA».

La asociación de vecinos hizo un estudio de suelo público sin edificar, 200 parcelas en Valencia donde trasladar la edificabilidad. Ninguna de ellas ha sido estudiada ni recogida.

Además, recuerda que la Sentencia de Tabacalera no dice nada de recalificar suelo público a privado en otro barrio de la Ciudad.

Montañez espera que se escuche a los vecinos

El concejal Vicente Montañez recuerda que los sueños de los niños serán truncados y que este Ayuntamiento no escucha a los vecinos. Anima a los vecinos por su valentía y espera que se escuche a los vecinos.

Sandra Gómez llama simples a los vecinos

La mejor defensa es un ataque, y por ello, Gómez llama simples a los vecinos y la oposición, y llama exagerados a los vecinos por quitarles un «triangulito de nada»... Además les lanza un órdago acusándoles de nuevo de querer quitar la vivienda pública y fastidiar a barrios obreros. Una téncica Kamikaze la de querer enfrentar unos barrios a otros para desviar la atención sobre este nuevo pelotazo urbanístico donde Sandra Gómez lleva la voz cantante.

Compromís no tiene nada que decir

Llama la atención el silencio de Compromís que no ha tomado la palabra como si no les interesara un tema capital para 12.500 vecinos. A los que condenan sin infraestructuras ni dotaciones públicas.

Al final se ha rechazado la suspensión con los votos de Compromís y el PSPV que han aplicado de nuevo su rodillo parlamentario y no escuchan a los vecinos nuevamente.