Es la quinta vez desde que Joan Ribó es alcalde de Valencia (lleva más de cinco años) que el alcalde presenta la rehabilitacion de estos emblemáticos almacenes declarados BIC. El Sindic lleva recomendando años que se aplique la legislación y el Ayuntamiento actúe en su recuperación.

Esta vez parece que Ribó liga esta rehabilitación a la futura urbanizaciónd e la Plaza que se contempla ya en los prespuestos de 2021.

Una remodelación de la Plaza del Mercado y la Plaza de Brujas que acumula retrasos y que parece empezará en 2021

Los Presupuestos Municipales para 2021 incluyen la rehabilitación de la plaza de Brujas y todo su entorno, en el marco del PEP (Plan Especial de Protección) de Ciutat Vella. A este proyecto quedan vinculados unos de los elementos más singulares y propios de la arquitectura y la tradición de la ciudad de Valencia, les Covetes de Sant Joan.

Ribó ha visitado las antiguas edificaciones, situadas tras la iglesia de los Santos Juanes, acompañado por el presidente de Recuperem les Covetes, Raúl Escobar. El alcalde ha recordado que el Ayuntamiento lleva muchos meses trabajando de forma conjunta con las propiedades de los recintos para agilizar su situación administrativa.

El pasado mes de mayo el Ayuntamiento renunció a ejercer su ‘derecho de retracto’ en la adquisición de les Covetes. Con el objetivo de que los propietarios particulares agrupados en la Associació les Covetes pudieran dar impulso a la rehabilitación y puesta en uso de estos espacios históricos.

Mantener su pequeña función comercial

Ribó ha mostrado su convencimiento de que la función comercial y artesanal que durante siglos se llevó a cabo en estos recintos puede volver a ser una realidad.

«Al Ayuntamiento le corresponde la urbanización de los exteriores, los accesos… tal como establece el proyecto de rehabilitación. Pero el interior de les Covetes la emprenderá la propiedad». A todo ello se suma el proyecto de rehabilitación de la iglesia de los Santos Juanes, impulsado desde la Fundación Hortensia Herrero.

El presidente de la Asociación, Raúl Escobar, ha explicado que la función de les Covetes a lo largo de los siglos ha sido siempre «de uso comercial, de pequeños comercios; y con el paso del tiempo han ido cambiando de propietarios y de usos según las necesidades de cada época». Según Escobar, el objetivo de la asociación es «recuperar este uso de pequeño comercio y potenciarlo en clave de comercios de proximidad relacionados con el diseño y con la artesanía».

Espacios BIC y entorno BIC

Les Covetes de Sant Joan son espacios BIC localizados en un entorno también BIC (la plaza del Mercado, La Lonja y a la Iglesia de los Santos Juanes). Se trata de edificaciones de principios del siglo XVIII, habilitadas en semisótanos de poca superficie, que albergaban chatarrerías y comercios de viejo.

Constituyen un valioso ejemplo del patrimonio cultural valenciano. Su historia se remonta a 1700, año en el que la ciudad cedió a la parroquia los terrenos sobre los que, en 1702, el arquitecto Julio Capuz comenzó a levantar los locales y la terraza que los cubre.

Los primeros años fueron de explotación de los recintos por parte del propio arquitecto y otros en que lo hizo la Iglesia. A comienzos del siglo XIX Les Covetes fueron enajenadas y adquiridas por los profesionales que en ellas comerciaban. Alpargateros, hojalateros linterneros daban servicio a la clientela desde estas cuevas urbanas, vestigio excepcional de los primeros puestos fijos del tradicional mercado que da nombre a la plaza y que, mucho después, dio origen a la construcción del Mercado Central.