Los alumnos de la Universitat Popular de Valencia ya saben que el próximo curso no tendrán profesor de «Tabal i Dolçaina». El profesor que da las clases en los Centros de Ciutat Vella y Nazaret que es donde se imparten los cursos, ha pedido una excendencia y ha comunicado el cese de los cursos al alumnado. La Universitat popular se quedará sin clases de tabal i dolçaina

El profesor que da los cursos se va de excedencia y no continuarán los cursos

Desde el propio profesor y desde los centros se asegura por tanto no se va a cubrir esta plaza y por tanto el próximo curso no se podrán ofertar los cursos de tabal i dolçaina.

Es por ello que el alumnado se ha puesto en marcha y se ha movilizado. Hoy mismo han empezado a registrar en el ayuntamiento múltiples quejas solicitando que se sigan los cursos. Según fuentes del propio alumnado, se están organizando para solicitar uno a uno al consistorio que sigan los cursos con las mismas caracaterísticas que en la actualidad.

Alumnos que no entienden que se de por finiquitadas las clases y los cursos de un elemento básico de la cultura valenciana. Así, la Universitat popular se quedará sin clases de tabal i dolçaina.

algunos de los alumnos afectados esta misma mañana

El Ayuntamiento ha de dar una solución de inmediato

El Consistorio ahora debe de contestar al alumnado y la propia Universidad Popular, organismo del Ayuntamiento que ha de continuar los cursos.

Lo que no es lógico es que un elemento nuclear de la Cultura Valenciana como es la cultura Popular Musical de Tabal i dolçaina se quede descolgada de los cursos que da el propio consistorio.

Desde Valencia News hemos contactado con la Universidad Popular y hablado con su directora Gemma que reconoce la dificultad de cubrir esta plaza. El profesor al no haberlo comunicado con tiempo ahora no tienen tiempo material para cubrir la plaza.

La Universidad Popular reconoce la imposibilidad de cubrir la plaza

Gemma reconoce que hace poco que llegó al cargo y que hace años que el Ayuntamiento no abre la bolsa de formadores de la propia Universitat Popular. De hecho afirma que sólo les queda tras esta baja en estudios musicales la de un profesor de guitarra.

La Directora se compromete en realizar todos los esfuerzos posibles para así poder tener en un futuro de nuevo estos estudios. También reconoce la dificultad de cubrir los formadores y que no son los únicos estudios que penden de un hilo por ello, pero espera poder poco a poco ir resolviendo los problemas. Problemas que se arrastran desde hace varios años en la Universitat popular.