La reforma de la Plaza del Ayuntamiento minimiza y desdibuja las líneas rojas.

ARRANCA EL PROCESO PARTICIPATIVO «PENSEM LA PLAÇA» PARA LA REMODELACIÓN Y PEATONALIZACIÓN DE LA PLAZA AYUNTAMIENTO

«Tenemos un plan para peatonalizar la plaza del Ayuntamiento de Valencia. Pero queremos hacerlo de la mano de la ciudadanía, de cualquier persona que quiera integrarse, de quienes tienen una relación directa o indirecta con la plaza, y quieran colaborar y ayudarnos a diseñar, pensar imaginar o soñar la plaza del futuro». La concejala de Desarrollo Urbano Sostenible y vicealcaldesa, Sandra Gómez, ha presentado hoy el proceso participativo para la peatonalización de la plaza del Ayuntamiento.

 «Empezamos ya a pensar entre todos la plaza del Ayuntamiento de queremos para nuestra ciudad», ha anunciado Gómez, acompañada de la concejala de Participación y Transparencia, Elisa Valía. Ambas han presentado el proceso denominado «Pensem la plaça» que, tal como han explicado, supone una invitación a los vecinos y vecinas para que se impliquen y tomen parte activa en su diseño.

 El proceso participativo arranca ahora, una vez que desde el Ayuntamiento se han señalado los límites básicos del futuro proyecto, como la reserva del espacio para la realización de las mascletàs, o la recuperación del espacio para los viandantes.

Elisa Valía, se señala una serie de valores y criterios compartidos por todo el proceso «característicos del gobierno municipal y representativos de la sociedad del 2019: son dos valores fundamentales que actúan como elemento estructurante y transversal».

 Cambios sustanciales con respeto al plano anterior.

Existen una serie de cambios, mediante la cual, la fuente ornamental, el propi Vinatea o los puestas para la venta de flores no son una línea roja ya. Con lo que desde el Consistorio se bren a la posibilidad de cambios al respecto.