“El paro aumenta en Valencia en febrero mientras que el Ayuntamiento sigue repeliendo inversiones y sin poner freno al colapso de licencias”

El paro aumenta en Valencia según denuncia la portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá,ha iniciado esta semana una ronda de reuniones con los sectores más perjudicados del colapso y la incapacidad en la gestión municipal del Gobierno de Ribó y PSPV.

  • La falta de personal y el exceso de burocracia siguen colapsando servicios básicos como la concesión de licencias de obras y de actividad en la ciudad de Valencia.

Catalá se ha reunido esta mañana con la junta directiva de la Federación de Empresas Contratistas de Obras de la Administración de la Comunitat Valenciana (FECOVAL), presidida por José Luis Santa Isabel, y esta tarde lo hará con los miembros del Colegio de Ingenieros Industriales de la ciudad de Valencia.

La portavoz Popular ha recordado que  otras ciudades y autonomías si han sabido dar respuesta a la reducción de la burocracia en la gestión municipal.

  • Catalá “Mientras Valencia sigue en el furgón de cola, por la incapacidad del gobierno de Ribó,  los inversores ya buscan otras ciudades españolas donde tengan que pasar un menor calvario burocrático.

Esta es una muestra de la falta de previsión y planificación de la concejalía de Urbanismo que está más interesada en saber el color para pintar la plaza del Ayuntamiento que en resolver los problemas a los verdaderos actores que generan empleo y riqueza en la ciudad”.

  • Como ejemplo la portavoz Popular ha explicado que “mientras aumenta un 980% las solicitudes de licencias, la plantilla de personal del departamento sólo aumenta un 10%”.
  • “El Ayuntamiento no puede vivir sólo de los caprichos de Grezzi»

Tiene que construir vivienda pública, tiene que atraer inversiones, tiene que hacer dotaciones públicas, no podemos vivir solo de un relato, tenemos que seguir nutriendo a la ciudad de actividad económica”, ha defendido Catalá.

Sube el paro en Valencia

Catalá ha trasladado su preocupación por el aumento del paro en la ciudad de Valencia en el mes de febrero, con especial incidencia negativa en el paro femenino, que crece en 194 personas.

“Es llamativo que el paro suba en la ciudad Valencia mientras la tendencia que ha seguido en el resto de España es de bajada” (de 53.007 a 53.198)”. Frente a este aumento, “Ribó y su socios del PSPV se muestran incapaces por desbloquear el colapso de las licencias, lo que está provocando que se pierdan inversiones para Valencia”

Un presupuesto sin ejecutar

Otro de los asuntos abordados es la falta de nivel inversor tanto de Ayuntamiento como de Generalidad. En el caso de la ciudad de Valencia, se cerró 2019 con un 60% del presupuesto de inversiones sin ejecutar y como consecuencia en 12 barrios y una pedanía no se invirtió un solo euro durante 2019. El gobierno de Ribó dejó de ejecutar inversiones por valor de 100 millones de euros.