El auto judicial envía a Fuset al banquillo y ordena una nueva investigación

El nuevo auto judicial ratifica el envío de Fuset al banquillo por la juerte del operario de Viveros en el montaje de unas gradas. El titular del juzgado de instrucción número 18 de Valencia ordena la apertura de juicio oral contra el concejal. En el auto abre juicio oral a Pere Fuset.

También establece y ordena la apertura de otra causa separada, como ya adelantó Valencia News, para que se investigue si hubo prevaricación en la ocncesiónd e la explotación del bar a cambio del montaje de las gradas.

Fuset se sentará en el banquillo de los acusados

Los magistrados se basan en que el propio Fuset envió una carta imponiendo las gradas y una premura de tiempo para instalarla a escasos días de la celebración del primer concierto. El resultado fue que la empresa instaladora careció de medidas de seguridad según parece, dada la premura en el montaje, con el resultado de la caída del operario Vasile Sucala. Trabajador de 47 años de edad,  el 27 d ejunio de 2017 desde una altura de 3 metros, cayendo de cabeza. El operario estuvo 10 días en el hospital y finalmente murió dejando mujer y dos hijas.

«Tomó la decisión de su realización -se refiere a las gradas- al margen de la legalidad y despreocupándose de las medidas de seguridad para los trabajadores» aseguran los magistrados. Por lo que tras la acusación de la familia, finalmente será juzgado. Cabe recordad que la Fiscalía pidió el archivo de la causa, por lo que no se presenta como acusación.

Es la acusación particular, que representa a la familia del fallecido, la que persigue penalmente al responsable de Compromís. Le pide cinco años de cárcel.

Nueva causa que hoy se abre en otro juzgado por posible prevaricación

También el juez instructor ve posible delito de prevaricación y tras el primer auto, tanto la familia como esta vez sí la Fiscalía han pedido se abran nuevas diligencias. Será otro juzgado diferente el que lleve la causa y en breve citará a declarara como investigado por esta nueva causa a Pere Fuset.

Durísimo comunicado desde el PP a Ribó

“Ribó no puede seguir negando la mayor, tiene que tomar cartas en el asunto. No puede negar una situación anómala, porque hay un concejal del Ayuntamiento de Valencia a punto de sentarse en el banquillo por un homicidio imprudente que se derivó de una posible prevaricación administrativa previa”, ha señalado Catalá.

“Ribó no puede decir que no es corrupción, cuando lo cierto es que hubo una mala praxis administrativa. Hubo una irregularidad, una  ilegalidad, y, tristemente,  un presunto homicidio imprudente que costó la vida de un trabajador”. Ha declarado la portavoz popular

Asimismo, ha destacado que “en el PP queremos saber quién va a pagar la fianza, porque nos tememos que al igual que la estafa de la EMT la acabaran pagando los valencianos de sus bolsillos”.

La portavoz popular ha incidido en señalar que “pese a que Ribó ha intentado restar importancia a estos hechos, en el Grupo Popular pensamos que es muy grave que se adjudicara el montaje de las gradas sin ninguna cobertura administrativa, porque como lamentablemente sucedió lo que sucedió”.