Vicente Navarro de Luján, rector de la CEU UCH: “Por encima del virus, la interacción entre profesor y alumno sigue siendo insustituible”

  • El rector ha destacado el incremento, este nuevo curso, de un 8% de estudiantes internacionales, que ya suponen más de un tercio del alumnado de la CEU UCH
  • Al finalizar el acto académico, el cardenal arzobispo de Valencia ha bendecido el nuevo edificio del Rectorado, con el que esta universidad completa sus instalaciones en el campus de Alfara del Patriarca  

La Universidad CEU Cardenal Herrera ha celebrado hoy en Valencia el acto oficial de inauguración del curso académico 2020-2021. El Paraninfo de la CEU UCH ha acogido la ceremonia presidida por Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Fundación Universitaria San Pablo CEU y gran canciller de la Universidad, Antonio Cañizares, cardenal arzobispo de Valencia, y Vicente Navarro de Luján, rector de la CEU UCH.

Les acompañaban en la mesa presidencial Pilar Ezpeleta, directora general de Universidades de la Generalitat Valenciana, y Rosa Visiedo, directora de Universidades de la Fundación Universitaria San Pablo CEU.  

En su discurso, el rector se ha referido al proceso de transformación digital en la CEU UCH, que ha permitido la continuidad de una docencia de calidad durante esta crisis.

Vicente Navarro de Luján «El desafío al que nos enfrentamos en las instituciones educativas en esta pandemia ha sido y es enorme.

Aunque nuestra vocación decidida es la enseñanza presencial, la tecnología nos ha permitido superar un reto que parecía infranqueable. Pero, por encima del virus, la interacción entre profesor y alumno sigue siendo insustituible para nosotros».

Pese a este complejo contexto, Vicente Navarro de Luján ha destacado el crecimiento este nuevo curso de un 8% de estudiantes internacionales, que ya son más de un tercio del alumnado de la CEU UCH, y ha agradecido a toda la comunidad educativa el esfuerzo llevado a cabo para hacer frente a este desafío. “Lo que da vida a las instituciones son las personas”, ha subrayado.

En su intervención, el rector de la CEU UCH también ha tenido palabras de agradecimiento y recuerdo a los distintos colectivos profesionales, especialmente de la Sanidad, que “se han dejado lo mejor de sí para atender a los enfermos, sin mirar horas ni salarios.

Con orgullo he de decir que muchos alumnos de nuestras enseñanzas de Ciencias de la Salud han prestado colaboración en centros sanitarios como voluntarios».

En este sentido, ha defendido que “toda inversión en Sanidad o en investigación en Ciencias de la Salud nunca será baldía”. Y ha puesto el acento en la importancia de transmitir a los estudiantes de Ciencias de la Salud que “la misión del profesional de la Sanidad es la de preservar la vida”.

Navarro de Luján ha recordado en su intervención que “la misión de una Universidad no sólo es la de transferir instrucción y conocimientos, sino la de educar, en el más noble sentido de la expresión”.

“Es nuestra función hacer ver a nuestros estudiantes que la sociedad en la que viven y el sistema democrático que les acoge no es flor de un día, sino trasunto del trabajo de muchas generaciones que han luchado para hacer paradigma de la vida política el diálogo, el consenso, el entendimiento, frente a un modelo alternativo de confrontamiento cotidiano, aspereza en el debate, rechazo al discrepante y tensión social”, ha añadido el rector de la CEU UCH.

El gran canciller de la Universidad, Alfonso Bullón de Mendoza, se ha referido también al proceso de transformación digital llevado a cabo por la CEU UCH.

“Una universidad de tan clara vocación presencial como la nuestra, que tiene como uno de sus rasgos más destacados la fluidez del contacto personal entre profesores y alumnos, ha logrado pasar, gracias al trabajo de todos, a ser un modelo de cómo se puede continuar con la labor educativa a pesar de la pandemia”. Y, en este sentido, ha coincidido en agradecer el esfuerzo a toda la comunidad educativa, desde el equipo rectoral, profesores, embajadores digitales, personal de administración y servicios, y a los alumnos “sin cuyo compromiso y comprensión todo el esfuerzo realizado habría resultado vano”.

Felicitación de Conselleria y apoyo al Grado en CC de la Actividad Física

En su discurso, la directora general de Universidades de la Generalitat Valenciana ha agradecido a la CEU UCH su papel durante la pandemia. «En estos meses, desde la Conselleria os hemos sentido próximos, con toda la disponibilidad para la colaboración, la cooperación y la comprensión.

Quiero felicitaros por la adaptabilidad de vuestros sucesivos planes de contingencia durante el confinamiento y por cómo afrontáis la docencia en este nuevo curso, con vuestro modelo de doble presencialidad, las aulas con tecnología Hyflex, los programas COIL, de aprendizaje colaborativo internacional, y la certificación como espacio Covid protegido. Permiten la flexibilidad, la calidad docente y aportan la certidumbre y seguridad sanitaria que estos tiempos requieren», ha afirmado Pilar Ezpeleta,

También ha agradecido los  20 años de servicio público de la CEU UCH, su esfuerzo por crecer de manera innovadora y su afán por la internacionalización.  «Tenéis mi compromiso firme de colaboración para contribuir a que se cumplan algunos de vuestros anhelos, como el Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Nuestro objetivo es apoyar a todas nuestras universidades para convertir a la Comunidad Valenciana en un referente en la educación», ha asegurado.

Nuevo edificio del Rectorado

El acto de inauguración del curso académico de la CEU UCH ha sido precedido por una Eucaristía, presidida por el cardenal arzobispo de Valencia. Tras el acto de Apertura, Antonio Cañizares ha bendecido el edificio del Rectorado.

Este nuevo edifico tiene una superficie construida de 4.397 m2 y consta de planta baja y dos alturas. Ubicado en la plaza central del campus, junto al Paraninfo inaugurado hace ahora un año y la Biblioteca universitaria, el edificio se caracteriza por las líneas rectas, la transparencia y la luz en su interior.

Los tres volúmenes que componen la construcción están unidos por un claustro o patio central y responden a los flujos de trabajo y la funcionalidad requerida por los servicios generales universitarios que alberga. Con su construcción se completa el proyecto arquitectónico y urbanístico de la CEU UCH en su campus de Alfara del Patriarca.

Memoria y lección magistral: sobre un diseño humanizado

La ceremonia de apertura se ha iniciado con la lectura de la Memoria del Curso Académico 2019-2020, por parte del vicerrector de Desarrollo Estratégico y Comunicación, y secretario general de la Universidad, José Manuel Amiguet. En su intervención, ha destacado que el pasado curso más de 12.200 estudiantes eligieron la CEU UCH para realizar sus estudios de Grado y Posgrado.

Amiguet también ha puesto el foco en la internacionalización de la Universidad CEU Cardenal Herrera

“De los 8.000 alumnos de Grado de nuestra universidad, más de un tercio eran ya en el pasado curso estudiantes venidos de diferentes países de todo el mundo”, ha afirmado. Del total de los estudiantes de grado el 38% reciben algún tipo de beca o ayuda. “Esas becas y ayudas son en su inmensa mayoría financiadas con recursos propios, algo propio de nuestro carácter fundacional”.

La lección magistral del acto de apertura ha sido pronunciada por la directora de la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas de la CEU UCH, Sara Barquero

Lección Magistral en torno al papel del diseño en la construcción de nuestro universo cultural: “Los diseñadores, como creadores de todo lo que nos rodea, hemos de enfocarnos cada vez más en el ser humano, más allá de su condición de cliente, usuario o consumidor”.

En un contexto con cada vez mayor presencia de dispositivos digitales en las relaciones personales, profesionales y con el entorno, “se está produciendo un efecto pendular hacia una mayor conexión con el planeta, unida a la pretensión de recuperar realmente las relaciones humanas. El diseño debe apuntar en la dirección de definir ese futuro y cómo queremos ser como sociedad”, ha destacado.