La Sección de Reumatología del Hospital General Universitario de Alicante, dirigido por la doctora Paloma Vela, ha realizado un estudio para analizar la incidencia de casos graves de Covid-19 en los pacientes con enfermedades reumatológicas inflamatorias.

Los profesionales del Servicio de Reumatología que han realizado este trabajo son asimismo investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria y Biomédica de Alicante (ISABIAL). En concreto, del grupo 16, sobre Investigación en Patología del Aparato Locomotor.

Estudio llevado a cabo por el equipo COVID del General de Alicante

El estudio se ha llevado a cabo en colaboración con el equipo Covid, liderado por la Unidad de Enfermedades Infecciosas y el Servicio de Neumología. El estudio ha sido publicado como carta en la sección ‘Correspondence’ del Annals of Rheumatic Diseases. Una de las revistas científicas con un mayor factor de impacto en el campo de la Reumatología a nivel internacional.

Desde el inicio de la pandemia por Covid-19 «ha habido una gran preocupación sobre el manejo de pacientes con enfermedades reumatológicas inflamatorias. Tanto los pacientes como los reumatólogos hemos estado preocupados por el riesgo de contagio derivado de los tratamientos inmunosupresores. Así como por el riesgo de recaída de la enfermedad en el caso de que los pacientes interrumpieran los tratamientos«. Ha apuntado la reumatóloga Vega Jovaní, quien ha liderado este estudio junto al reumatólogo Mariano Andrés.

Continuidad de los tratamientos y estudios pormenorizados

Siguiendo las recomendaciones de las sociedades internacionales de reumatología, desde el Servicio de Reumatología se aconsejó desde un primer momento a los pacientes que continuaran con el tratamiento, salvo que tuvieran síntomas de infección.

Para profundizar en ello, «hemos querido estudiar si entre los pacientes reumáticos del Hospital General de Alicante que reciben terapia biológica se ha dado algún caso de infección grave por Covid-19 que haya precisado ingreso hospitalario. Además de si han presentado un mayor riesgo en comparación con la población general«. Ha señalado el reumatólogo Mariano Andrés.

Servicio de reumatología del Hospital de Alicante

El Servicio de Reumatología del Hospital de Alicante atiende a pacientes que reciben tratamiento con inmunosupresores clásicos. Tales como metotrexato, y 1.037 pacientes con terapia biológica. Se trata de pacientes con enfermedades inflamatorias, como artritis reumatoide, espondiloartritis, artritis psoriásica, vasculitis, artritis idiopática juvenil, lupus eritematoso y otras enfermedades del tejido conectivo.

En el Departamento de Alicante, que cubre una población de 274.122 habitantes, se contabilizaron 306 casos graves de Covid-19 (el 0.11%) entre el 3 de marzo y el 2 de mayo. En ese período fueron hospitalizados por Covid tres pacientes con enfermedad reumatológica inflamatoria de los 1.037 que siguen un tratamiento biológico (el 0.29%).

Sin casos de gravedad que aconsejan seguir con los tratamientos previos

«Sin embargo, ninguno de los tres pacientes representaron casos de gravedad. Yya que evolucionaron satisfactoriamente en planta y no precisaron soporte respiratorio. Por ello, no hemos detectado en nuestro ámbito un aumento de riesgo comparado con la población general«, ha destacado la doctora Jovaní.

Este trabajo, cuyos datos coinciden con la mayoría de estudios internacionales que se han publicado al respecto, «refuerza la recomendación de mantener los tratamientos en pacientes reumáticos con enfermedades inflamatorias inmunomediadas durante la pandemia del SARS-CoV-2. Ya que su retirada activaría la enfermedad, lo que podría desembocar en problemas mayores para su salud«, ha concluido el doctor Andrés.