¿Preparando la salida de Ribó de la alcaldía?

El jueves por la tarde se consumó una reunión que no estaba en ninguna agenda. Una reunión en el Ayuntamiento de Valencia, más bien en alcaldía, sin notas en la agenda.

Según las fuentes municipales a las que ha accedido Valencia News, ayer Mónica Oltra estuvo presente en el Ayuntamiento de Valencia en una reunión que muy pocos conocían.

¿Qué hacía Mónica Oltra en el Ayuntamiento sin haber acto oficial?

Pues empecemos con los descartes. No había acto oficial en el que intervinieses la Generalitat, ni tan siquiera el Consistorio. Tampoco era una reunión de Compromís porque ésta suele hacerse en la sede de la Plaza del Pilar…¿Entonces?

Parece que Mónica Oltra quería saber de primera mano la actualidad municipal, muy preocupada por las bajas horas de algunos de sus concejales. Después del Pleno de la mañana en el que el alcalde se quedó sin un sólo argumento, parece que al final se consuma la realidad.

La partida municipal se juega a la vez en el Palau de la Generalitat Valenciana

De hecho, el juego de poder entre pSPV y Compromís ha subido de nivel y el PSPV en el Ayuntamiento se está literalmente tragando sapos a capazos porque de caer el Consistorio, la Generalitat Valenciana sería la siguiente y quién sabe si también la Diputacio de Valencia. Una cascada de consecuencias inmediatas en etse juego de poder entre el PSPV y Compromís.

La debilidad de Comrpomís dados los últios resultados electorales y su caída sólo se ha salvado en una plaza fundamental como es Valencia, y Compromís no se puede permitir perder el Cap i Casal.

La reunión no oficial

En la «presunta reunión» desmentida desde fuentes municipales, se vió a Mónica Oltra salir de la Alcaldía, en la que estaba Ribó y otros miembros de Compromís. Una reunión en la que según parece estuvieron el núcleo duro con Ribó y Sergi Campillo y también el propio Grezzi.

El tema EMT y el tema del cuñado del alcalde fue el guión. La imagen está tan dañada que ya están estudiando una salida para el propio concejal, que amagó con irse al grupo de no adscritos. Esto provocaría que el juego de poder cambiase, ya que el equipo de Gobierno pasaría de 17 a 16 concejales, lo mismo que la oposición de PP, ciudadanos y Vox. Grezzi sería por tanto la pieza clave en todas las votaciones.

Parece según fuentes consultadas, que además el escandaloso tema del cuñado de Ribó ha erosionado tanto su imagen que también entraría en el tándem.

Sucesión de Ribó

Parece que la salida del alcalde se podría precipitar y dejar al frente a Sergi Campillo, actual vicealcalde segundo, y persona de confianza de la propia Mónica Oltra. El marido de Campillo es asesor de políticas de igualdad de Mónica Oltra, con lo que tendría amarrado el Consistorio hacia sus postulados y su poder en Valencia.

Compromís pasa por sus peores momentos desde el 2015, y son múltiples los conflictos y escándalos abiertos. Así, por estos se han descartado para la sucesión otros concejales. Pere Fuset y sus polémicas con las Fallas unido a sus imputaciones judiciales y actual procesamiento le descarta de la sucesión. Galiana tiene también problemas en MercaValencia y su delegación de Comercio está siendo bastante controvertida. Del concejal Grezzi ni hablemos, porque directamente él es todo polémica. Así que Compromís busca un perfil bajo que no polemice y sea hombre de partido.

Quizás por esto se nombró en contra de todo pronóstico a Sergi Campillo Vice-alcalde segundo, para preparar la sucesiónd e un Ribó que había asegurado no se volvería a presentar pero era una figura necesaria para tirar de la marca de Compromís en Valencia.

¿Se comerá las uvas Ribó en la alcaldía?

Pues todo hace presagiar que NO. Parece que es cuestión de tiempo, pero la erosión por el caso EMT y el casod e su cuñado que ha eclipsado todo lo demás puede hacerle salir en breve de la alcaldía.

De momento Compromís, y en este caso Mónica Oltra están estudiando la salida de Ribó y del propio Grezzi de manera decente para ellos y para así parar la caída de Compromís. En el caso de Mónica Oltra parece que además está buscando su Plan B en el Ayuntamiento de Valencia, ya que en Cortes Valencianas están seguros que los resultados serán mucho perores en las próximas elecciones.