El Instituto nacional de Estadística (INE) tras un profundo análisis de la situación actual recorta dos puntos las previsiones de crecimiento económico efectuadas desde el Gobierno. Así, el Gobierno predijo una subida de la economía del 3,1% y ésta tan sólo ha sido del 1,1% en el segundo trimestre de 2021.

El INE ha revisado y afinado sus criterios y también ha informado que la contracción económica del año pasado fue mucho peor de lo esperado y estimado inicialmente. Esta mala noticia supone que la economía española no crece lo previsto tras la pandemia.

Este crecimiento según apunta el propio INE fue gracias a la demanda interna nacional casi exclusivamente. Mentras que las importaciones crecieron un 4,2% y las exportaciones un 0,9%.

Menos gasto en los hogares de lo esperado y mayor caída de la inversión

El gasto de los hogares también es inferior a lo esperado, en concreto un 1,9% menos de lo esperado. Así, se estimaba que sría el crecimiento del gasto en los hogares del 6,6% tras la pandemia, y sólo ha sido del 4,7%. Por su parte, el gasto de las Admisnitraciones públicas subió un 0,9%.

La inversión cayó más del doble de lo esperado igualmente, lastrado por un 4,3% de descenso de la actividad empresarial.

La economía sumergida y empleo

Por otro lado, el informe estima quela economía sumergida en España se sitúa en torno al 20% del PIB. estas cifras suponen el doble que el rsto de países de la Unión Europea. Todo ello a pesar de que esta economía en B se redujo por la pandemia.

En cuanto al empleo, sigue aumentando aunque también está por debajo de lo esperado, sobre todo en la franja de trabajos a tiempo completo. Aunque desde marzo se continúa recuperando empleo tras la fuerte caída de 2020. Cabe destacar que aún hay muchos españoles en los ERTES, ya que el trabajo a tiempo completo aún no se ha recuperado en algunos sectores tras la pandemia.

Consecuencias

Esto supone que todas als previsiones económicas y financieras del Estado se deberán de revisar de nuevo, y los nuevos Presupuestos Generales del Estado que se comienzan ahora a negociar deberán reajustarse igualmente.

Aunque después del parón de la pandemia la economía es innegable su reuperación, estos datos refleja que es mucho más lenta de lo esperado. Hay muchos sectores como la hostelería y el ocio nocturno que aún no han recuperado la normalidad y los horarios tras la pandemia. también muchas empresas han cerrado sus puertas tras no poder hacer fente a los pagos debido a muchos meses sin actividad ni ingresos.