La Audiencia Nacional desestima el recurso del Ayuntamiento de Valencia y confirma la sanción al Consistorio por la encuesta «política fallera» del 2017

La Audiencia Nacional, la Sección Primera de la Sala Contencioso-Administrativo falla en contra del recurso presentado por el Ayuntamiento contra la Agencia Estatal de Protecciónd e datos y le condena además a costas.

La famosa encuenta política de Fuset que generó una monumental polémica

Esta encuesta que Protección de datos consideró política y que invadía las competencias municipales preguntaba por afinidad política o incluso sentimiento político individual de los encuestados.

La encuesta sociológica sobre el mundo fallero que encargó al colectivo en el mes de junio de 2017 y cuyas conclusiones fueron que, por un lado, el mayor su mayor problema es “la convivencia vecinal” y, por otro, que “aunque su tendencia política es sobre todo de izquierdas, votará antes al PP que al tripartito actual”.

El coste de la encuesta fue de más 21.000 euros. El contrato y adjudicación fue firmado por Fuset el 19 de abril de 2017 a la empresa ‘INVESTGROUP. INVESTIGACIÓN DE MERCADOS’ por un importe de17.550 € (21.235,50€ con IVA), al límite de los 18.000 € evitando el procedimiento negociado sin publicidad.

Esta encuesta provocó el enfrentamiento más grave del Gobierno de Ribó con las Fallas que se recuerda

Esta encuesta unida a las polémicas generadas desde el entorno de Fuset fue la que acabó de romper la confianza del mundo falelro con Fuset. Fué reprobado y éste lanzó un órdago a las Fallas con apoyo de Ribó y de Sandra Gómez.

Fuset abandonó la asamblea de Presidentes a su suerte y Ribó se negó a citarse con los falleros. Aún así, no se cesó al concejal, que sólo dimitió ante sus problemas juadiciales este mismo año.

 

La Audiencia Nacional ha ratificado  la infracción muy grave cometida por el Gobierno de Ribó por la encuesta fallera realizada en el año 2017. La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso presentado por el alcalde Ribó contra el fallo de la Agencia Española de Protección de Datos que fallaba como infracción muy grave la encuesta fallera que preguntaba a los falleros y falleras de Valencia por cuestiones religiosas e ideológicas. La Agencia de Protección  falló contra el Ayuntamiento por vulnerar la ley de protección de datos al utilizar datos de carácter personal en la encuesta fallera.

Maria José Catalá afirma que ahora se demuestra que Ribó quiso politizar a las Fallas

Catalá ha afirmado que “el fallo demuestra que el Gobierno de Ribó quiso politizar el mundo fallero de la ciudad de Valencia al preguntar por cuestiones religiosas e ideológicas en una encuesta fallera”. Es un nuevo revés a la gestión en Cultura Festiva del Gobierno de Ribó que ya tuvo que apartar a su concejal Pere Fuset al ser procesado por la muerte de un trabajador en el montaje de los conciertos de la Feria de Julio.

Catalá también ha pedido conocer el coste que tendrá para las arcas municipales este recurso ante la Audiencia Nacional, a la que habrá que sumar las costas a las que condena a pagar la Audiencia Nacional. “Ha sido un capricho de Ribo decidir recurrir un fallo de la Agencia Española de Protección de Datos y  tendrá un coste para los bolsillos de los valencianos que pagará el Ayuntamiento por vulnerar la ley de Protección de Datos en una encuesta con un marcado interés de politizar las Fallas. Queremos cuanto ha costado en abogados el recurso y cuál es el montante de las costas a pagar”.

El Ayuntamiento recurrió ante la Agencia de Protecciónd e datos y perdió y ahora habñia recurrido a la Audiencia Nacional

En el primer fallo de la Agencia Española de Protección de Datos ya fue recurrido pero el Ayuntamiento ante la propia Agencia, que terminó ratificando su propio fallo, por lo que el alcalde Ribó acudió a la Audiencia Nacional. En la encuesta, el Ayuntamiento preguntaba a los falleros por su ideología política y hasta que partido votaban. También por su simpatía por los partidos políticos y sobre sus creencias religiosas.

La resolución de la Audiencia ratifica el fallo de Protección de Datos y da la razón a los falleros –a quienes indignó la encuesta por preguntas ideológicas–, así como al Partido Popular, que pidió desde el Grupo Municipal la destrucción de esta encuesta.

El tripartito respondió a las críticas y aseguró que la encuesta cumplía con todos los requisitos para realizarse, y el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, defendió que se habían seguido los parámetros del Centro de Investigaciones Sociológicas para su elaboración. Ahora ya han sido dos los fallos contrarios a la encuesta por vulnerar la ley de Protección de Datos.

¿Ahora qué? El Ayuntamiento condenado a pagar las costas judiciales

Los populares recuerdan que con la encuesta  “se estaba proyectando una imagen distorsionada de los falleros y las Fallas al mundo en general. El documento cuestiona absolutamente la democracia y funcionamiento interno en las comisiones falleras y deslegitima los procesos democráticos de elección de las distintas directivas. Esta encuesta al contrario dañaban gravemente, la imagen de los valencianos que trabajan y sostienen la fiesta más grande de la ciudad”.

Para los populares este fallo de la Audiencia recuerda a Ribó que  “las Fallas son mayores de edad, no necesitan ni tutelas ni tutores de ningún tipo, los falleros y falleras han sabido en cada momento sobreponerse a los problemas de cualquier índole, organizativos, estructurales, problemas económicos ya sean internos o externos. Y del mismo modo siempre han sido ellos los que han decidido y elegido con absoluta libertad y democráticamente quien o quienes debían dirigir cada comisión con plena independencia y responsabilidad”.