El Ayuntamiento de Valencia publica los datos del último barómetro municipal donde pregunta abiertamente por la posibilidad de un fereréndum sobre la organización política del Estado. Abiertamente pregunta por referéndum para elegir entre República o monarquía.

¿Qué modelo de Estado preferiría usted para España, uno donde el Jefe del estado viene establecido de manera hereditaria ( monarquía) o uno en el que el Jefe del estado se elige por medio de elecciones ( República)?

Una encuesta muy dirigida y que claramente excede de las competencias municipales. A la pregunta un 43% de la población preguntada elige República y un 38% monarquía. Existiendo un 18% de no sabe no contesta.

¿En qué medida estaría usted de acuerdo o en desacuerdo con la realización de un referéndum para escoger el mejor modelo de Estado para España?

Es la siguiente pregunta que recoge el barómetro municipal del Ayuntamiento de Valencia. Un barómetro pagado con impuestos de los valencianos claramente manipulado y dirigido

Es extraño que el barómetro pregunte a los ciudadanos por opiniones políticas e intención de voto. Además de los grupos municipales existentes en todas las preguntas incluya a Podemos-Izquierda Unida cuando carece de representación municipal y olvide a otros partidos minoritarios que los engloba como otros.

También pregunta cómo perciben los ciudadanos sobre esos partidos políticos en relación a una tabla que define su ideología de izquierda a derecha.

Los problemas municipales secundarios en el barómetro

Los problemas de los ciudadanos se recogen de manera muy secundaria en un barómetro en el que claramente los ciudadanos están preocupados por la gestión de la crisis sanitaria. Indicando que priorizarían el gasto público en luchar contra la pandemia.

La realización de test PCR a la población que ha negado en varias ocasiones Joan Ribó aparece como uno de los primeros puestos en donde gastar el dinero. Así como en rastreadores. Posteriormente aparece como problema secundario la de los servicios municipales.

En la gestión de los servicios sociales la mayoría de la población no la califica por desconocerlos. Al igual que pasa con los servicios de información y atención a la ciudadanía. Los aparcamientos públicos reciben la puntuación más baja.

Gestión de la crisis sanitaria

El Barómetro pregunta por la gestión del COVID de las diferentes administraciones públicas. Así, el propio Ayuntamiento recibe una media de 5 sobre 10. La de la Generalitat tiene el mismo resultado. Mientras que el Gobierno se queda con un suspenso con un 4 sobre 10.

Un barómetro que consulta lo que interesa al partido en el gobierno

Un barómetro municipal que no recoge los problemas de los ciudadanos, y cómo llegar a final de mes. El polémico concejal Carlos Enrique, que dió mucho que hablar con su playback ante la Unión europea es el responsable de este barómetro de opinión claramete dirigido hacia los intereses de Compromís.