Oltra pide que el Estado equipare las indemnizaciones por violencia machista a las del terrorismo, como ocurre en la Comunitat Valenciana

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha reivindicado en el Senado que en los próximos Presupuestos Generales del Estado:

«se equiparen las indemnizaciones por muerte, gran invalidez o incapacidad permanente absoluta de las víctimas de la violencia de género a las que se conceden a las víctimas del terrorismo», como ya ocurre en la Comunitat Valenciana; la única comunidad en la que se establece dicha equiparación.

Además, ha señalado que la Comunitat reconoció esta medida en 2019 a través de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat.

«lo que supone una política de reparación y reconocimiento del daño causado por parte de la Administración, con cuantías que van desde los 54.000 euros a 150.000 euros».

En este sentido, la vicepresidenta ha destacado que esta:

«es la forma de reconocer colectivamente que este tipo de violencia es un asesinato o una agresión con consecuencias muy graves para las mujeres o sus hijos e hijas que debíamos haber evitado colectivamente y, especialmente, el conjunto de las Administraciones Públicas».

Mónica Oltra ha intervenido ante la comisión especial de seguimiento y evaluación de los acuerdos del informe del Senado sobre las estrategias contra la violencia de género, aprobadas en el marco del pacto de Estado para analizar la situación actual de violencia de género desde una perspectiva territorial.

La vicepresidenta ha explicado que es el primer pacto en España que cuenta con la participación de la sociedad civil. Fue aprobado hace tres años y es, según ha declarado:

«un ejemplo feminista de cómo construir consensos y avanzar colectivamente en causas comunes, un valor fundamental en estos tiempos donde el dogmatismo se abre paso con demasiada frecuencia y la confrontación cierra el camino del debate y los matices».

En este sentido, ha destacado que en 2020 el presupuesto destinado por la Generalitat para cumplir los objetivos del Pacto es de:

«19,5 millones de euros, lo que supone un 157% más que en 2015 y un 39% más de lo comprometido con el movimiento feminista», que era incluir anualmente 12 millones de euros .

Se trata de «una apuesta por la transversalidad, la formación, la coordinación y la proximidad de las políticas públicas para combatir la violencia machista», ha afirmado.

«Las ayudas no se pagaban si tenían deudas»

La vicepresidenta ha explicado las políticas públicas que se están llevando a cabo contra la violencia de género y machista, que se agrupan en tres bloques;

  • prestaciones públicas,
  • alternativa residencial para las mujeres y sus hijos e hijas que lo necesiten
  • las medidas para la inserción socio-laboral de las víctimas.

En cuanto a las prestaciones, ha recordado que «con el primer presupuesto Botànico en 2016, las ayudas a las mujeres víctimas de la violencia de género pasaron a ser consideradas «derechos subjetivos y créditos ampliables».

«Para que se hagan una idea, cuando llegamos al gobierno las ayudas a mujeres víctimas de violencia de género no se abonaban si la víctima tenía deudas con la seguridad social y se acababan cuando se agotaba el crédito presupuestado», ha recordado.

Además, el presupuesto en ayudas directas pasa de 498.420 euros en 2015 a 1.200.453 euros en 2019; asimismo, se recupera la gestión directa del fondo de emergencia, que pasa de 100.00 euros en 2015 a 900.000 euros en 2019 y se vincula al SMI.

Por otra parte, ha destacado que la Renta Valenciana de Inclusión (RVI) cuenta con:

un «complemento para las mujeres que cobran la Renta Activa de Inserción (RAI) o para los periodos que dejan de percibirla», de forma que «en la Comunitat Valenciana una mujer cobra 900 euros de forma ininterrumpida mientras que en el resto de España la son 430 euros mensuales».

Asimismo, se reconoce a las mujeres víctimas de violencia como familias en contexto de monoparentalidad con medidas de apoyo económico.

Además, se ha incrementado el presupuesto para garantizar el derecho a la vivienda para las víctimas en los casos necesarios o las ayudas al alquiler social.

«Las mujeres no mueren. Las matan»

La vicepresidenta Oltra también ha detallado las medidas impulsadas para «construir una sociedad inclusiva basada en los buenos tratos, el reconocimiento de la diversidad y la igualdad de todas las personas».

En este punto, ha explicado que desde la Generalitat llevamos años trabajando en un cambio de paradigma en las acciones publicitarias.

Oltra ha indicado que se apuesta por «eliminar la presión sobre las mujeres con campañas como ‘No estas sola’, cuando la imagen era, efectivamente, una mujer sola.

El paso dado es el de «socializar el conflicto» y «sacarlo del ámbito doméstico» porque la violencia machista «nos interpela a todos y a todas como cualquier otro terrorismo».

Refuerzo de medidas durante la pandemia

La vicepresidenta ha resaltado que las políticas de la Generalitat para combatir la violencia machista se han «reforzado durante la pandemia por la COVID-19» con diferentes instrucciones y resoluciones para garantizar la seguridad.

Además, del 16 de marzo al 20 de junio, los Centros Mujer 24 horas atendieron a 3.511 mujeres, de las cuales un 22,5% acudían a la red por primera vez.

Durante el estado de alarma ha habido 107 nuevos ingresos en la red residencial (74 mujeres y 33 niños, niñas o adolescentes), que se ha reforzado con 54 nuevas plazas, lo que supone el 15,2% del total.

Asimismo, las mujeres víctimas de la violencia de género también son destinatarias de «las ayudas para paliar situaciones de especial vulnerabilidad por la COVID-19, que cuenta con una dotación de 7,5 millones de euros».