Los trabajadores laborales del Hospital de La Ribera que atendiendo a los pacientes han enfermado por covid-19, han percibido un 25% menos en los salarios que corresponden a los meses de marzo y abril.

El pasado día 1 de abril, el Comité de Empresa  que representa al personal laboral de la Ribera, registro un escrito ante la Consellería de Sanidad Universal y Salud Publica, en el que se solicitaba que:

  • De manera excepcional y por motivo de la pandemia del Covid-19,
  • Personal que resultara contagiado
  • Tuvieran que permanecer en aislamiento
  • Que fuera personal sensible y por seguridad tuviera que ser apartado de su puesto
  • Se les retribuyese el 100% de su salario, al igual que el resto de personal que gestiona la Consellería de Sanidad.

Trascurrido mes y medio, la Consellería ni tan sin quiera se nos ha contestado, pero ya conocemos las consecuencias:

Los trabajadores laborales que atendiendo a los pacientes de la Ribera  han enfermado por covid-19 o han estado confinados por sospecha de estar contagiado o se les ha apartado de su puesto por ser personal sensible,  han percibido un 25% menos en los salarios que corresponden a los meses de marzo y abril.

Los supuestos anteriores representan en la Ribera a unos 200 trabajadores, como mínimo, y precisamente no se han contagiado por reuniones o viajes, como la Consellera de Sanidad insinuó.

La Consellera de Sanidad Ana Barcelo y su equipo muestran una falta de respeto y desconsideración  hacia los 1400 profesionales de la Ribera que representamos.

Ya va siendo hora de que considere a los trabajadores laborales de la Ribera de igual manera que al resto de de personal que trabaja en la Sanidad Valenciana.

  • Se están jugando la vida igual que los demás.
  • Están luchando contra esta maldita enfermedad igual que los demás
  • Se están dejando la piel igual que los demás.

Los mismos que han merecido cada tarde a las 20:00 el aplauso unánime de tantos ciudadanos de la Ribera son discriminados por estaConselleray su equipo. Nos consideran de menos y este agravio debe ser reparado cuanto antes.

Por respeto, cuanto menos le pediríamos a la Consellera  Ana Barcelo y su equipo nos hubiera respondido, en cambio,nos puso en el punto de mira de toda España, solicitando restricciones en nuestro departamento, en el cambio a fase 1, con argumentos que no compartimos.

Esta nueva falta de sensibilidad incrementa el malestar de los trabajadores que representamos al estar lesionándose derechos que no podemos tolerar:

  1. Se nos ha hurtado la posibilidad de promoción interna de nuestro Convenio.
  2. La posibilidad de traslados internos en nuestro departamento.
  3. La jubilación parcial de nuestro Convenio.
  4. la reincorporación al puesto de trabajo tras excedencias.
  5. El derecho a un plan de igualdad.
  6. La negociación de un nuevo Convenio desde enero de 2019 hace tiempo la llevaron a vía muerta.

Somos trabajadores de la Sanidad Publica Valenciana, queremos los mismos derechos que el resto, no somos de segunda, y visto lo visto, la Consellera y su equipo carecen de voluntad para una integración real, si son incapaces, váyanse!!!!