Adolfo Tena: Mi primo Trump

Parece que ya tenemos perdedor en las elecciones americanas y no es otro que el todopoderoso e omnipotente Donald Trump… que algo o alguien nos pille confesados.

Tras la aplastante victoria de los demócratas (o eso parece), se esperaba que como es costumbre por aquellas tierras de whisky, establos y revólveres, el perdedor (o no ganador) saliera a felicitar a su oponente… pues no fue así como ustedes saben.

“Hemos ganado las elecciones!!!” Y ahí nos dejo el bueno de Donald la misma noche electoral… muchos lo celebraban y día a día confirmaban la derrota del “personaje” que durante 4 años ha gobernado la mayor potencia económica mundial.

Desde luego que lo que le pase a nivel político al bueno de Donald, es poco, ya que su comportamiento, ha sido, por lo menos , lamentable… pero lo que no podemos negar es que va a ser una gran pérdida para el mundo de la comedia.

Sus polémicos tuits (como presidente), sus salidas de tono en los discursos públicos, sus barrabasadas a la hora de tomar decisiones o sus amenazas veladas (o no tanto) a otros países, razas o géneros, han abierto una puerta al enfado por supuesto… pero también a infinidad de memes y chascarrillos que han hecho llenar la memoria de nuestros teléfonos móviles.

Y es que Donald, ¡Ay! Mi primo!!!… me recuerda al cuñado en Navidad o a ese primo del pueblo. Que por estar bien visto y bien colocado ha llegado a la alcaldía y en las reuniones familiares sienta cátedra y no da su brazo a torcer en cuanto a opinión se refiere. Que bueno ratos de tertulia nos ha dado… aunque probablemente seguirá dándolos …

A este tipo de artistas de comedia pública deberíamos mantenerlos de una u otra forma… ¿O no echan de menos a M.Rajoy con sus frases inconexas? M.Rajoy… imagino saben quien les digo… (aunque por ese nombre algún juez o fiscalía no lo conoce). Tenía salidas de tono sin maldad, no como mi primo… fallos a la hora de ejecutar alguna expresión, ¡no como mi primo!!! Que después de la animalada, la intentaba poner en marcha… Lástima para él que ni se querían pagar el muro y mucho menos hacérselo.

De aquí a la entrada en la casa blanca del Sr. Biden, aún quedan muchos días para que mi primo Donald haga alguna de las suyas… Algún despido más por venganza, Algún indulto a su gente cercana y por descontado morir matando… no por covid… que él ha conseguido la vacuna… lo que no se si se irá con Melania o volverá a verla solo en el juzgado… y eso le va a costar un pico.

En fin, larga vida a mi primo y que nos siga divirtiendo, pero desde otro sitio…

Adolfo Tena

«Tecla a Tecla»

 

Otros artículos del autor:

Adolfo Tena: Ni que si, ni que no… a saber