Adolfo Tena: Ni que si, ni que no… a saber

Cuando a uno, que siempre ha tenido alma de periodista frustrado, se le presenta la oportunidad de “opinar”, o escribir para un medio de comunicación la ilusión se desborda y la responsabilidad agarrota los dedos…

Yo siempre he sido más de lápiz o lapicero, dejando fluirlas palabras a la hora de redactar sonetos o escritos llibreteros.

Ahora cuando se abre esta oportunidad ante mi, he decidido hacerlo “Tecla a Tecla” pensando cada paso en una opinión que no siempre será acertada, pero desde luego si abierta al debate y crítica del lector.

Aquí comienza mi negro sobre blanco cambiando la tinta por el tóner… O mejor dicho por los píxeles!!!

Deseo disfruten del batiburrillo de ideas que aquí les traigo, por supuesto con todo el respeto al resto de opiniones y con todo el cariño y la responsabilidad que los medios de comunicación me profesan.

Lo dicho, escribamos lo que escribamos…, pero siempre…

“TECLA A TECLA”

¿Vamos a tener fallas 2021?… Es la pregunta que todos los falleros, Valencianos, hosteleros, operadores turísticos, etc…, nos hacemos cada día.

Se puede pensar que es imprudente pensar en las fallas en tiempos de pandemia, pero las fallas son un motor económico muy importante para la ciudad.

Siendo realistas y viendo que quedan apenas 4 meses para lo que sería la Cridá, parece imposible que con la situación sanitaria que tenemos vayamos a celebrarlas…

Entonces…¿Por que no se empieza a tomar decisiones?

Las comisiones falleras siguen a expensas de contratar carpas, orquestas, flores… un largo etcétera, que se resume en “dinero”.

La situación de un presidente de falla y de su directiva se torna complicada cada día un poco más ante la “posibilidad” de celebrar las fallas, cuotas, previsión de actividades, contratos (en los que seguro ya existe una cláusula anti-pandemia), y todo esto sin certeza alguna de poder celebrar la fiesta grande de la ciudad, ni las condiciones en las que se podría celebrar.

Los negocios, igualmente que los falleros, sostienen la ilusión de la fiesta como punto de inflexión en 2021. Y aunque cada día son más las voces que abogan por anular la fiesta, cosa que no es baladí, no es responsabilidad del fallero, que mantiene su cuota y su ilusión (y con ellos el salario de muchos trabajadores) ser claro respecto al cómo, cuándo y qué fiestas Falleras se van o no a disfrutar.

Mientras tanto, alguno vive con la ilusión de no tener fiestas Josefinas tampoco en 2021. También esa ansiedad Anti-Fallera de expresar a carcajada limpia su “Ale este año tampoco!!!”… pues “Ale” este año tampoco funcionará ni la hostelería ni el turismo en el mes de Marzo en esta ciudad… “Ale” tampoco entrará el dinero para mantener negocios ni puestos de trabajo.

Época de Pandemia y por supuesto a mi entender, antes está la Salud y la seguridad de los ciudadanos. Pero seguro que hay soluciones para no dejar morir las fallas del modo que se están dejando morir… Solas de la mano y sin nadie que de la cara por ellas.

En fin… A seguir esperando.

Adolfo Tena: Ni que si, ni que no… a saber