En España los titulados STEAM descienden a un ritmo anual del 3,3% y solo un 24 % de las personas licenciadas actualmente en STEAM son mujeres.

La presidenta del Consejo Social de la UPV, Mónica Bragado, ha insistido en que “es tarea de todos animar a nuestros jóvenes a que rompan con la brecha de sueños y despierten su vocación por muy difícil que les parezca”.

Durante su intervención en el I Congreso Nacional, ‘La Mujer en la Ingeniería, la Tecnología y la Industria (MITI)’, Bragado ha señalado que, la brecha de los sueños es la distancia entre lo que las niñas creen que pueden lograr y su verdadero potencial, por eso romper la brecha de los sueños.

«Es un reto que nos implica a todos los que queremos romper estereotipos y vencer obstáculos; en definitiva, hacer realidad los sueños e ilusiones de las nuevas generaciones”.

Para ello, según la presidenta del Consejo Social de la UPV, nada mejor que conocer la situación actual y el futuro que demanda el nuevo mercado laboral.

“Identificar qué se prevé de cara al futuro, es clave para adaptar la formación educativa y el desarrollo profesional a las necesidades del mercado. Solo de esta forma es posible convertirse en el mejor candidato para los empleos del futuro”.

La digitalización creará 1.250.000 empleos

En los próximos cinco años la digitalización creará 1.250.000 empleos en nuestro país, de los cuales 390.000 serán STEAM y 689.000 serán trabajos inducidos que darán soporte a los STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas).

Los perfiles profesionales con mayor futuro son todos los relacionados con conocimientos sobre tecnología y capacidad de gestionar los nuevos modelos productivos que conllevan los avances tecnológicos, los perfiles STEAM.

Sin embargo, tal como puso de manifiesto Mónica Bragado, “En España los titulados STEAM descienden a un ritmo anual del 3,3%. Se estima que en 2030 España será uno de los países más amenazados por el déficit de talento en estas titulaciones”.

Por eso, la presidenta del Consejo Social de la UPV destacó el trabajo de la UPV para tomar cartas en el asunto con la aprobación de un plan de atracción de talento, para facilitar la reincorporación de investigadores que están trabajando en otros centros de investigación españoles o extranjeros.

Pero además, solo un 24% de las personas licenciadas actualmente en STEAM son mujeres, “nos enfrentamos a un panorama muy preocupante, ya que el 85% restante se encontrará con serias dificultades para incorporarse al mercado laboral”.

UP! STEAM, programa de mentoring

Por ello,  el Consejo Social de la UPV, junto con la Real Academia de Ingeniería, han apostado por dar un paso firme para revertir la tendencia impulsando las carreras Steam, con el proyecto UP! STEAM.

UP! STEAM es un programa de mentoring dirigido a alumnas de la UPV de tercero y cuarto curso de ingeniería o master en ingeniería, para facilitar su tránsito al mercado laboral, guiadas por ingenieras senior, “con éxito en sus carreras que les sirvan de inspiración».

En la primera edición ya están participando 60 mentees y 60 mentoras: 60 tandems que compartirán durante cuatro meses vivencias e inquietudes.

El Concurso Up! Steam es programa educativo dirigido a estudiantes de primer y segundo ciclo de ESO de la provincia de Valencia para que aprendan ingeniería jugando y haciendo.

Los equipos de cada centro disponen de un kit de fabricación aditiva para diseñar un prototipo real que se presente como solución a un problema real, enfocado especialmente a problemas que tengan que ver con la mejora de la calidad de vida de las personas en todas sus dimensiones (profesional, personal y ciudadana…).

Objetivos ambiciosos

Según Mónica Bragado con UP! STEAM “se persiguen una serie de objetivos muy ambiciosos”, como poner a la mujer en el centro de todo el movimiento tecnológico. Mostrar el carácter social de las carreras STEAM; trabajar en la educación en informática y tecnología desde la infancia. Dar mayor visibilidad a las mujeres que han destacado en el campo de la ciencia y la tecnología, para contar con referentes femeninos; e impulsar programas que disuelvan la “brecha de género” en ingeniería y tecnología.

El I Congreso Nacional, ‘La Mujer en la Ingeniería, la Tecnología y la Industria (MITI)’ se constituye como un importante hito para señalar la importancia indiscutible del talento femenino en la ingeniería, la tecnología y la industria. Buscando la concienciación y el compromiso de las instituciones públicas, empresas, universidades, colegios y asociaciones profesionales, medios de comunicación y representantes del tercer sector.